Alimentación con sonda del recién nacido


Es necesaria cuando el pequeño tiene problemas de deglución, succión o respiración.

Después de introducir la sonda gástrica se comprueba de colocación insuflando aire y auscultando el estómago para detectar sonidos aéreos, o sumergiendo el extremo proximal del tubo en agua. (Se produce burbujeo si el extremo distal se encuentra en el conducto respiratorio del lactante.) Durante la alimentación, el lactante es mantenido en posición de Fowler baja, preferiblemente por la madre, y sólo se le sujeta en la medida en que sea necesario. La jeringa con el alimento se mantiene 15-20 cm por encima de la cabeza del niño y el flujo se inicia apretando el émbolo. Al mismo tiempo que se instila lentamente la fórmula, se acaricia al lactante y se le ofrece el chupete para favorecer el flujo por gravedad, obtener un efecto sedante y reforzar la relación entre succión y alimentación.

Si el niño experimenta náuseas, escupe, se atraganta, regurgita, vomita o desarrolla cianosis, se disminuye el flujo de la fórmula y puede interrumpirse la alimentación. Para evitar que entre aire en el estómago una vez terminado el alimento, se pinza la sonda antes de extraerla. Se facilita el eructo con golpecitos en la espalda y después se coloca al niño en la cuna sobre el lado derecho; el drenaje postural y la percusión se evitarán durante una hora por lo menos después de la alimentación. Se anotan la hora, la cantidad y la clase de alimento y el tamaño de la sonda utilizada; si la cantidad residual de alimento que queda en el estómago del lactante al llegar la hora de la siguiente comida supera a la especificada, puede retrasarse u omitirse la toma siguiente. La enfermera administra la alimentación intermitente con sonda, explica a los padres la necesidad del procedimiento y les indica que la alimentación normal podrá instituirse cuando el niño succione la sonda o el chupete, la busque de forma activa, muestre buena coordinación de la succión y la deglución, aumente de peso y tenga una frecuencia respiratoria inferior a 60/min. CRITERIOS IMPORTANTES: La alimentación por sonda intermitente puede permitir la supervivencia del lactante de alto riesgo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja una respuesta