Memoria y concentración


La memoria es un aspecto importante a la hora de que un estudiante trata de aprender. Pero ¿sabias que sólo el 20 % de los datos que han de memorizar son considerados interesantes por los estudiantes?. Para comprender todo esto a continuación te explicamos algunos de los tipos de memoria:

COMPRENSIVA: Es la que se utiliza para relacionar contenidos organizados de forma lógica. Gracias a ella se puede entender lo que se está estudiando y, por tanto, reproducirlo correctamente aunque no se usen los mismos términos.

REPETITIVA: Se refiere a la capacidad de reproducir lo más exactamente posible una información, una imagen, un sonido, etc. En este caso, la memoria actúa acumulando datos o ideas sin conexión aparente mediante la repetición mecánica, lo más literalmente posible. Es el tipo de memoria que, por ejemplo, utiliza tu hijo para aprenderse la tabla periódica de los elementos.

Por el contrario, si lo que le cuesta a tu hijo es concentrarse, aquí te damos algunos tips para solucionarlo:

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Reumatología.




Deja una respuesta