Sales de baño


Dentro de la amplia gama de opciones existentes en cuanto a tratamientos de belleza con productos naturales, las sales de baño pueden ser una excelente alternativa. Vale recordar que la sal marina otorga todos los beneficios que posee el agua de mar. Vamos a ver algunas de las posibilidades en baños con sales de este tipo:Sales de baño con caléndula: es una alternativa ideal para pieles secas. Se requieren 300 gramos de sal fina de mesa, 200 gramos de sal gruesa, 10 mililitros de esencia de caléndula y 2 cucharadas de aceite de almendra. ¿Cómo se crea la sal de baño?. En principio, se debe colocar en un recipiente la sal fina de mesa y la sal gruesa y mezclarlas. Posteriormente, se incorpora la esencia de caléndula y el aceite de almendra, continuando el proceso de mezcla hasta que la preparación quede homogénea. Una vez que las sales estén preparadas, es necesario guardarlas en un frasco. Al bañarse, se deben agregar tres cucharadas completas en el agua del baño. Sales de baño aromáticas para pieles normales: en este caso se requieren 300 gramos de sal fina, 150 gramos de sal gruesa, 5 gotas de esencia de jazmín, 2 gotas de esencia de lavanda y 2 gotas de esencia de salvia. Se deben mezclar por separado las sales y las esencias, para posteriormente unir ambos resultados hasta lograr un producto conjunto. No hay una medida exacta para aplicar al agua del baño, queda a elección de cada persona de acuerdo a la concentración aromática buscada, y es necesario guardar la preparación en un tarro.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




Deja un comentario