AQUILEA LAXANTE


AQUILEA LAXANTE

Composición
Centesimal:
Rhamnus frangula L. (frángula, corteza)………. 25 %
Cassia angustifolia Vahl. (sen, hoja)………. 20 %
Peumus boldus Molina (boldo, hoja)………. 15 %
Lippia citriodora H.B. et K. (Hierba Luisa, hoja)………. 10 %
Malva sylvestris L. (malva, flor)………. 8 %
Fraxinus excelsior L. (fresno, hoja)………. 8 %
Mentha piperita L. (menta, hoja)………. 6 %
Pimpinella anisum L. (anís, fruto)………. 6 %
Coriandrum sativum L. (coriandro, fruto)………. 2 %
Acción farmacológica
Al hablar de plantas medicinales con acción laxante, se pueden diferenciar tres grandes grupos: a) Plantas con principios activos antraquinónicos: aumentan el peristaltismo (movimiento) intestinal actuando sobre receptores intestinales específicos, con lo que se disminuye el tiempo de tránsito del bolo fecal y la reabsorción de agua. Las heces resultantes son más fluidas y blandas de lo habitual. Resultan muy efectivos, pero no debe abusarse de ellos, ya que tratamientos prolongados, pueden producir «habituación» y, al final, atonía intestinal (el intestino no reacciona con la toma de laxante y por tanto no se incrementa el peristaltismo intestinal). Como ejemplos de plantas ricas en antraquinonas, podemos citar: – Sen, hojas y vainas (Cassia angustifolia Vahl) – Frangula, corteza (Rhamnus frangula L.) – Cáscara sagrada, corteza (Rhamnus purshiana D.C.) b) Plantas con acción laxante mecánica: son plantas ricas en mucílagos, alginatos, u otros productos que no son digeribles por el estómago y se hinchan en contacto con el agua, aumentando el volumen del bolo fecal, que ejerce un efecto mecánico de presión sobre la pared del intestino, produciendo un aumento del peristaltismo intestinal. Su acción es más lenta que la de los antraquinónicos, pero tienen la ventaja de no producir «habituación», sino todo lo contrario, ya que incluso se puede reeducar un intestino atónico, a causa de excesos de laxantes químicos, con el empleo de laxantes mecánicos. Como ejemplos de plantas medicinales, con acción laxante mecánica, podemos citar: – Malva, flor y hojas (Malva sylvestris L.) – Malvavisco, raíz y hojas (Althaea officinalis L.) – Lino, semillas (Linum usitatissimun L.) c) Otras plantas con principios activos diversos que poseen una suave acción laxante, que frecuentemente no es la principal, sino que va asociada a otras acciones más importantes, como por ejemplo: – Boldo, hoja (Peumus boldus Molina). Su acción es estimulante digestiva, colagoga (estimula el vaciamiento de la vesícula biliar), ligeramente diurética y laxante suave. – Fresno, hoja (Fraxinus excelsior L.) Sus acciones principales son la diurética y la antirreumática. Es también ligeramente laxante. Por todo lo anteriormente dicho, a la hora de formular una mezcla laxante, hay que ser comedido con el fin de conseguir un producto con una acción clara y real, pero que no pueda plantear problemas de habituación. Este ha sido el criterio empleado al estudiar AQUILEA LAXANTE, que combina: I) Laxantes antraquinónicos: Sen hoja y Frángula corteza. II) Laxantes mecánicos: Malva flor. III) Laxantes suaves como son Boldo y Fresno. El Boldo es fundamentalmente colagogo y el Fresno diurético. IV) Antiespasmódicos: en determinadas personas hipersensibles, la utilización de laxantes antraquinónicos produce la aparición de espasmos, que pueden llegar a ser tan fuertes que impidan que se produzca el reflejo de la defecación. Este es el motivo de introducir en la mezcla, plantas con esta acción, como son: – Hierba Luisa, hoja (Lippia citriodora H.B. y K.). Es además carminativa. – Menta piperita, hoja (Mentha piperita L.). Es además colerética. – Anís verde, fruto (Pimpinella anisum L.). – Coriandro, fruto (Coriandrum sativum L.). Tanto el Anís verde, como el Coriandro, son muy eficaces en el tratamiento de la aerofagia, facilitando la eliminación de los gases producidos por fermentaciones intestinales. En definitiva, podemos asegurar que se trata de una mezcla rigurosamente estudiada para conseguir el efecto LAXANTE deseado, sin que se produzcan los efectos secundarios indeseados (habituación, aparición de espasmos) tan frecuentes al utilizar otros productos elaborados exclusivamente con laxopurgantes antraquinónicos.
Indicaciones
Estreñimiento.
Intoxicación / Precauciones
Contraindicaciones e Incompatibilidades: No tomar en casos de obstrucción intestinal.
Posología
Preparar la infusión a partir de un sobrecito filtro de la mezcla. Calentar el agua, apagar el fuego y añadir el sobrecito. Infusionar de 5 a 10 minutos, filtrar y edulcorar al gusto y tomar. Para la tisana, una cucharadita de postre. Se aconseja tomar de 1 a 2 infusiones al día, preferentemente por la noche, antes de acostarse, para que el efecto laxante aparezca a la mañana siguiente.
Presentación
Bote de 80 g. Estuche de 20 y 40 sobres de 1,45 g. Peso neto 29 g y 58 g.
Notas
Registro Especial de Plantas Medicinales Nº. PM-133.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicamentos.




Deja una respuesta