Circuncisión


CIRCUNCISIÓN (circumcision) Técnica quirúrgica en la que escinden el prepucio del pene, o más raramente, el del clítoris. Se realiza con gran frecuencia en recién nacidos, a pesar de que no existe ninguna prueba palpable de que la intervención suponga un beneficio médico, y de que exista un riesgo pequeño, pero significativo de complicaciones graves o incluso letales, como hemorragias, lesiones uretrales o infecciones posoperatorias.

Estos problemas aparecen con la misma frecuencia que las enfermedades peneanas en varones no circuncidados, que la intervención intenta evitar. La operación se realiza en recién nacidos sin anestesia, utilizando alguna de las diversas pinzas existentes al uso. A veces se realiza en varones adultos para el tratamiento de la fimosis y la balanitis. La circuncisión ritual por motivos religiosos afecta hasta un sexto de la población mundial.

Descripción

En niños mayores y adolescentes, la circuncisión se hace generalmente bajo anestesia general, mientras el niño está completamente dormido. Se extirpa el prepucio y se sutura sobre la piel restante del pene. Se utilizan suturas absorbibles para cerrar la herida, las cuales serán absorbidas por el cuerpo al cabo de 7 a 10 días. La herida puede tomar hasta 3 semanas para sanar.
Por qué se realiza el procedimiento.

Circuncisión Urología

La circuncisión a menudo se realiza en niños sanos por razones culturales o religiosas. En los Estados Unidos, la circuncisión de los recién nacidos generalmente se hace antes de su salida del hospital. Sin embargo, los niños judíos son circuncidados cuando tienen 8 días de nacidos.

En otras partes del mundo, incluyendo Europa, Asia, Centro y Suramérica, la circuncisión es poco común entre la población general.

Las ventajas de la circuncisión se han debatido. Las opiniones con respecto a la necesidad de practicar la circuncisión en niños sanos varían entre los médicos y algunos de ellos le dan gran valor al hecho de tener un prepucio intacto, porque por ejemplo permite una respuesta sexual más natural durante la vida adulta.

En lugar de recomendar la circuncisión rutinaria en niños sanos, muchos médicos permiten que los padres tomen la decisión después de exponerles las ventajas y desventajas de este procedimiento.

No existen fundamentos médicos obligatorios para realizar este procedimiento en niños varones sanos, aunque algunos niños padecen una afección que requiere la circuncisión.

En 1999, la American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) revisó su declaración sobre la política con relación a la circuncisión y dicha política es apoyada por la American Medical Association (Asociación Médica Estadounidense). A continuación se presenta un resumen de esta política:

“La evidencia científica existente demuestra los beneficios médicos potenciales de la circuncisión de los niños varones recién nacidos; sin embargo, estos datos no son suficientes para recomendar la circuncisión neonatal de rutina. En circunstancias en las cuales haya beneficios y riesgos potenciales, aún si el procedimiento no es esencial para el bienestar actual del niño, los padres deben determinar lo que consideren mejor para su hijo. Para que los padres de todos los niños varones tomen una decisión con conocimiento de causa, se les debe suministrar información precisa e imparcial y se les debe dar la oportunidad de discutir su decisión. En caso de decidirse la práctica de la circuncisión, se deben administrar los procedimientos analgésicos del caso.”

Riesgos

Alguna investigación ha sugerido que los bebés varones incircuncisos tienen un mayor riesgo de padecer ciertas afecciones, como:

Se piensa que el aumento del riesgo en general para estas afecciones es relativamente pequeño.

La higiene apropiada del pene y las prácticas sexuales seguras pueden ayudar a prevenir muchas de estas afecciones. La higiene apropiada siempre es importante, pero se cree que es especialmente importante para los varones incircuncisos.

Después del procedimiento

El tiempo de cicatrización para recién nacidos después de la circuncisión generalmente es de alrededor de 1 semana. Se recomienda aplicar vaselina (Vaseline) en el área después de los cambios de pañal, lo cual ayuda a proteger el área que está cicatrizando. Es normal que se presente algo de hinchazón y formación de una costra amarilla alrededor del sitio.

El período de cicatrización para niños mayores y adolescentes puede tomar hasta 3 semanas y, en la mayoría de los casos, al niño se le da el alta del hospital el mismo día de la cirugía.

En el hogar, los niños mayores deben evitar el ejercicio vigoroso mientras la herida sana. Si se presenta sangrado durante las primeras 24 horas después de la cirugía, use una tela limpia para aplicar presión a la herida durante 10 minutos. Coloque compresas de hielo en el área (cada 20 minutos) durante las primeras 24 horas después de la cirugía, lo cual ayuda a disminuir la hinchazón y el dolor.

Generalmente, se permite bañarse o ducharse y se puede lavar la incisión cuidadosamente con un jabón suave y sin fragancia.

Cambie el apósito al menos una vez al día y aplique un ungüento antibiótico; si el apósito se humedece, cámbielo pronto.

Use los analgésicos según las indicaciones. Estos medicamentos no deben necesitarse por más de 4 a 7 días. En los bebés, utilice únicamente paracetamol (Tylenol), en caso de que sea necesario.

Llame al pediatra o cirujano si

Pronóstico

La circuncisión se considera un procedimiento muy seguro tanto para recién nacidos como para niños mayores.

Nombres alternativos

Remoción del prepucio; Extirpación del prepucio

Califica este Artículo
4 / 5 (1 votos)

Categoría: Urología.




Deja un comentario