Alteraciones del proceso de consolidación


La vascularización del foco de fractura es uno de los factores críticos para el proceso de consolidación. Huesos con vascularización precaria (cabeza humeral, escafoides carpiano, cabeza y cuello femorales, cuerpo del astrágalo, tibia distal) o en los que la vascularización se vea amenazada por el traumatismo (fracturas abiertas o con gran destrucción de partes blandas) o la cirugía (desperiostización demasiado extensa) desarrollan con facilidad alteraciones del proceso de consolidación (o necrosis isquémica de alguno de los fragmentos).
Se habla de retardo de consolidación cuando una fractura consolida pasado más tiempo del habitual para el hueso del que se trate. El término ausencia de consolidación se emplea para aquellas situaciones en las que se anticipa que la fractura no va a consolidar a menos que se intervenga desde el exterior. Existen dos tipos: atrófica (hipotrófica) e hipertrófica. En la ausencia de consolidación atrófica, radiológicamente se aprecia que los extremos óseos se encuentran adelgazados y afilados; este tipo se debe fundamentalmente a reducción del potencial osteogénico por mala vascularización y lesión de partes blandas. En la ausencia de consolidación hipertrófica, radiológicamente se aprecia que los extremos óseos están ensanchados (la imagen radiológica se compara con la silueta de la “pata de un elefante”); este tipo se debe fundamentalmente a excesiva movilidad del foco de fractura por falta de estabilidad. Se denomina pseudoartrosis a aquella ausencia de consolidación en la que se forma una cavidad con una membrana pseudosinovial y líquido en su interior; suele tratarse de ausencias de consolidación de larga evolución. El tratamiento de la ausencia de consolidación suele ser quirúrgico. En el tipo atrófico, es necesario aumentar la capacidad osteogénica de la zona afecta mediante autoinjerto o algún sustitutivo óseo o factor de crecimiento (fundamentalmente osteoinductor), generalmente asociado a la estabilización rígida del foco. En el tipo hipertrófico, la estabilización rígida del foco (por ejemplo mediante enclavado intramedular) puede ser suficiente para conseguir la consolidación, y en muchos casos no es necesario abordar directamente el foco o añadir injerto o sustitutivos (MIR 01-02, 93), aunque en ocasiones sí es necesario.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




2 Responses to “Alteraciones del proceso de consolidación”

  1. Javissssss Dice:

    Es decir, es posible que mi hueso se pegue bien y no me tengan que operar?? por que lo que el femur no formo en 2 años lo ha formado en 7 meses y esta muy bien. Muchas gracias soy de Margarita Venezuela.


  2. Javissssss Dice:

    Hola Mi Nombra es Javier Marin y tengo un retardo de consolidacion de 2 años en el femur (diafisis) pero en los ultimos 7 meses luego de 2 años el hueso comenzo a reaccionar y se ha logrado visualizar una importante formacion de cayo oseo. es posible esto???


Deja un comentario