Anatomía globo ocular


El globo ocular está constituido por tres capas:
Externa, formada por esclera y córnea. Media, denominada úvea, formada por cuerpo ciliar e iris en su parte anterior, y coroides en su parte posterior. Por último, la capa más interna es la retina.
Asimismo, existen tres cámaras: anterior y posterior, que contienen humor acuoso, separadas por el iris y comunicadas por la pupila, y cámara vítrea, separada de la cámara posterior por el cristalino.
Figura 1. Anatomía del globo ocular.
La retina consta de diez capas. En ella se encuentran las células encargadas de transformar el estímulo luminoso en un impulso nervioso. Las 4 capas más importantes de fuera a dentro son:
– epitelio pigmentario
– fotorreceptores: los conos son responsables de la visión discriminativa y del color, se sitúan sobre todo en la zona posterior y son los únicos fotorreceptores existentes en la fóvea. Los bastones discriminan entre luz y oscuridad y están repartidos por toda la retina
– células bipolares: transmiten el potencial eléctrico de los fotorreceptores a las células ganglionares.
– células ganglionares: sus axones salen de la retina y forman el nervio óptico.
Topográfica e histológicamente, la retina puede dividirse en:
1) Ora serrata, terminación anterior de la retina sensorial, de bordes festoneados a 5 mm del limbo esclerocorneal.
2) Retina periférica, área de predominio de bastones.
3) Retina central, de unos 6 mm de diámetro, situada en el polo posterior, en cuyo centro está la mácula. En el centro de la mácula está la fóvea, en cuyo centro hay un área avascular, la foveola, donde sólo existen conos. Es la zona de máxima visión.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Anatomía.




Deja un comentario