Artritis gonocócica


La artritis gonocócica es la causa más frecuente de artritis séptica en los menores de 40 años. Se produce secundariamente a una bacteriemia por infección gonocócica o a una colonización del tracto genital. Las mujeres están más predispuestas que los varones a padecer esta afección (sobre todo en la menstruación y el embarazo), ya que las infecciones gonocócicas suelen ser asintomáticas en ellas (por eso no se tratan y generan gonococemias). Las personas con déficit en los factores C5-C9 del complemento también tienen mayor susceptibilidad a padecer gonococemia diseminada.
La artritis suele encuadrarse dentro de la enfermedad gonocócica diseminada. Esta se manifiesta por fiebre, erupción pustulosa hemorrágica en el tronco y extremidades y artritis migratoria con tenosinovitis de rodillas, manos, muñecas y pies.
DIAGNÓSTICO.
Se confirma mediante el cultivo y la tinción de gram positiva del líquido sinovial. También es posible realizar hemocultivos y cultivos del tracto urogenital para confirmar la existencia de gonococo. La radiología sirve para el seguimiento del proceso, pero no para el diagnóstico inicial. La gammagrafía con Tc99 es un método muy sensible pero poco específico para localizar las zonas inflamadas. La ecografía visualiza los derrames y el TAC y la RMN sólo se usan en caso de sospecha de absceso u osteítis.
TRATAMIENTO.
Se requiere CEFTRIAXONA vía iv. En algunos casos es necesario el drenaje de la articulación.

Califica este Artículo
5 / 5 (1 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario