AUMENTO DE LA PRESION INTRACRANEAL Y TRAUMATISMO CRANEAL


AUMENTO DE LA PRESIÓN INTRACRANEAL
Puede añadirse un volumen limitado de tejido extra, sangre, LCR o líquido de edema al contenido intracraneal sin que se eleve la presión intracraneal (PIC). Los pacientes se deterioran y pueden morir cuando la PIC alcanza niveles que comprometan la perfusión cerebral u ocasionen un desplazamiento del contenido intracraneal que distorsione los centros vitales del tronco cerebral.
MANIFESTACIONES CLÍNICAS. Los síntomas que aparecen en los pacientes con PIC elevada consisten en cefalea (en especial un dolor constante que empeora al despertarse), náuseas vómitos, somnolencia, diplopía y visión borrosa. Son frecuentes el edema de papila y la parálisis del sexto par. Si no se controla, puede aparecer posteriormente dilatación pupilar coma, posición de descerebración, respiraciones anormales, hipertensión sistémica y bradicardia.
Resulta especialmente peligrosa una masa en la fosa posterior, que inicialmente puede ocasionar ataxia, rigidez de nuca y náuseas, ya que puede comprimir estructuras vitales del tronco cerebral y causar hidrocefalia obstructiva. Las masas que provocan elevación de la PIC también desplazan el tejido cerebral contra las estructuras intracraneales fijas y hacia el interior de espacios que normalmente no están ocupados. Estos síndromes de herniación comprenden (1) desplazamiento de la corteza medial bajo la hoz del cerebro en la línea media — oclusión de la arteria cerebral anterior o posterior e ictus; (2) desplazamiento del uncus a través del tentorio, que comprime el tercer par craneal y empuja el pedúnculo cerebral contra el tentorio — dilatación pupilar ipsolateral y hemiparesia contralateral; (3) desplazamiento de las amígdalas cerebelosas hacia el agujero magno, ocasionando compresión medular — colapso cardiorrespiratorio, y (4) desplazamiento hacia abajo del diencéfalo a través del tentorio, ocasionando pupilas mióticas y somnolencia.
TRATAMIENTO. Presión de perfusión cerebral (PPC)= TAPIC. Se produce isquemia cerebral global cuando la PPC < 45 mmHg. La hipertensión, caso de que deba tratarse, ha de hacerse con cuidado. La intubación cuidadosa (sin provocar náuseas o tos) permite realizar una hiperventilación controlada para descender rápidamente la PIC. Debe mantenerse la PCO. arterial alrededor de 30 mmHg. El manitol ( 1 g./kg.) reduce la PIC al disminuir el líquido cerebral intersticial. La furosemida (Lasix, Seguril) es algo menos eficaz. Debe restringirse el H2O libre. La cabeza del paciente deberá estar elevada a 45º. Tratar enérgicamente la fiebre. EVALUACIÓN DEL PACIENTE. Tras la estabilización y la iniciación de los tratamientos anteriores se realizará una TC (o IRM si es factible) para determinar la causa de la elevación de la PIC. En ocasiones es necesaria una intervención quirúrgica urgente para descomprimir el contenido intracraneal. La hidrocefalia, el ictus cerebeloso con edema, las hemorragias o tumores cerebrales accesibles quirúrgicamente y las hemorragias subdurales o epidurales requieren a menudo neurocirugía para salvar la vida. La monitorización de la PIC puede guiar las decisiones médicas y quirúrgicas en los pacientes con edema cerebral debido a ictus, traumatismo cerebral, síndrome de Reye y hemorragia intracerebral. Los barbitúricos a altas dosis pueden reducir la PIC en los pacientes refractarios a las otras medidas; en dichos pacientes es obligatoria la monitorización de la PIC.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




One Response to “AUMENTO DE LA PRESION INTRACRANEAL Y TRAUMATISMO CRANEAL”

  1. javi Dice:

    hola tengo 15 años y tengo glangio plastoma displasia cerebeloza
    y hidrocefalia operada y ase poco el doc me dijo q el tumor estaba comprimiendo el tronco cerebral necesito informacion gracias


Deja un comentario