COMA HIPEROSMOLAR NO CETÓSICO


La deshidratación profunda es consecuencia de una diuresis osmótica mantenida cuando el paciente es incapaz de beber agua suficiente para compensar las pérdidas urinarias de líquidos. Es frecuente que un diabético anciano sufra un ictus o una infección, que empeoran su hiperglucemia e impiden la ingestión adecuada de agua, por lo que la depleción de volumen ocasiona una hiperazoemia prerrenal. Pueden aparecer convulsiones. Otras causas son la alimentación por sonda con fórmulas ricas en proteínas, la diálisis peritoneal, la elevada ingesta de hidratos de carbono y los agentes osmóticos tales como manitol o urea.
La glucosa plasmática suele estar alrededor de 55 mmol/L ( 1 .000 mg/dL). Puede haber una acidosis metabólica leve. Un bicarbonato sérico 50 %.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario