CRIPTOCOCOSIS


CRIPTOCOCOSIS (cryptococcosis) Enfermedad infecciosa producida por el hongo Cryptococcus neoformans, que se disemina desde el pulmón hacia el cerebro y sistema nervioso central, piel, sistema esquelético y vías urinarias- La enfermedad se halla extendida por todo el mundo. Se caracteriza por la formación de nódulos o tumores con un contenido gelatinoso en los tejidos viscerales y subcutáneo.

Nombre de la enfermedad y sinónimos
Es una enfermedad micótica rara causada por el hongo Cryotococcus neoformans o torula histolítica.

También suele denominarse esta enfermedad como:

Torulosis
Meningitis torular
Criptococcosis del pulmón
Criptococcosis de la piel
Blastomicosis Europea
Enfermedad de Busse Buschke
Meningitis criptocócica

Causas-Etiología
El hongo causante de esta enfermedad se encuentra comúnmente en el suelo, especialmente en corrales y nidos de paloma.

Una vez adquirida la infección ésta se puede curar por sí sola, permanecer localizada a nivel pulmonar o diseminarse por todo el organismo. El contagio suele complicarse, pudiendo llegar a extenderse hasta el cerebro, en aquellos pacientes con enfermedades consuntivas (personas débiles, inmunodeprimidos, infección por VIH, cáncer, enfermedad de Hodgkin, tratamiento con altas dosis de corticosteroides o quimioterapia).

Datos relevantes
La sintomatología de la enfermedad puede aparecer de diferente forma en función de cómo se haya adquirido la infección. En la mayoría de los casos, comienza como una bronquitis leve y de manera gradual se puede ir extendiendo, apareciendo síntomas neurológicos, apirexia (ausencia de fiebre en enfermedades febriles), cefalea (dolor de cabeza), vómitos, rigidez de nuca, signos de hipertensión craneal (aumento de la presión dentro del cráneo), meningoencefalitis y lesiones cutáneas. Otros síntomas que pueden observarse son: dolor torácico, tos seca, náuseas, confusión, visión borrosa, fatiga, sudoración excesiva especialmente por la noche, ganglios inflamados, tendencia a sangrado y contusiones, pérdida de peso, pérdida de apetito, dolor abdominal, debilidad, hormigueo y dolor en los nervios.

Esta enfermedad es una de las infecciones potencialmente mortales más comunes en pacientes inmunodeprimidos, como los pacientes con SIDA.

Diagnóstico

Para el diagnóstico de la enfermedad se realizará: tinción y cultivo del esputo, biopsia del pulmón, broncoscopia, cultivo del líquido cefalorraquídeo y radiografía de torax.

En algunos casos no es necesario realizar ningún tratamiento aunque sí es importante un seguimiento de cerca al paciente por si la enfermedad progresa, en cuyo caso se realizará un tratamiento antimicótico. Si la enfermedad llega a producir daño cerebral o nervioso permanente, el pronóstico es fatal.

Especialidad médica que la trata
Medicina interna

Entre los síntomas iniciales se incluyen tos y diversas alteraciones respiratorias, ya que el foco principal de infección son los pulmones. Una vez que el hongo ha alcanzado las meninges, pueden aparecer síntomas neurológicos como cefalea, visión borrosa y dificultad para hablar. El diagnóstico se establece mediante el aislamiento y la identificación del hongo en las muestras de esputo, de exudado o de tejido obtenido por biopsia. Puede tratarse con anfotericina B o fluorocitosina. Denominado tambén blastomicosis europea; Buschlke, enfermedad de; torulosis. Consultar la voz cryptococcus. V. también infecciones específicas por hongos.

Etiología/patogenia.
Infección por inhalación de Cryptococcus neoformans; un 50 % con linfoma, sarcoide, tratamiento esteroideo o SIDA subyacentes.

Manifestaciones clínicas
– Meningoencefalitis: a menudo ausencia de fiebre y rigidez de nuca; alteración del estado mental, edema de papila, frecuente parálisis de pares craneales.
– Pulmonares: 40 % con dolor torácico, 20 % con tos, I infiltrado denso bien circunscrito.
– Diseminada: con lesiones cutáneas papulosas o ulceradas y afectación de múltiples órganos y del SNC- Raramente prostatitis, osteomielitis, endoftalmitis, hepatitis, pericarditis, endocarditis o absceso renal aislados.
Diagnóstico
– LCR: 50% tinta china+, glucosaJ” proteínasl’; 20600 leucocitos/,uL; 90 % de LCR con antígeno criptocócico +; en el SIDA, 99 % de antígeno criptocócico + en suero.
– Pulmonar: cultivo de esputo + en el 10 %; antígenos séricos + en el 33 %; precisa biopsia para el diagnóstico.
– Biopsia y cultivo de las lesiones cutáneas- Puede confundirse con un molusco contagioso en los pacientes con SIDA.
Tratamiento.
Anfotericina B, 0,3 mg/kg./d + flucitosina,
37,5 mg/kg/6 h (mantener niveles séricos entre 50 – 100 IlL/ mL) x 6 semanas; anfotericina B, 0,50,6 mg/kg./d aislada x 6 semanas; fluconazol, 200 – 400 mg/d x 10 – 12 semanas una vez negativo el cultivo de LCR- Pacientes con SIDA: tratamiento de mantenimiento de por vida con anfotericina B, 1 mg/kg- semanal, o fluconazol, 200 mg PO/d.

Sólo Criptococcus neoformans es patógeno. Se aísla en el suelo, sobre todo en relación con deyecciones de palomas. La infección es por inhalación.

CLÍNICA.

La infección pulmonar suele ser autorresolutiva y asintomática- La diseminación hematógena al SNC produce meningoencefalitis (es la causa más frecuente de meningitis en el SIDA)- Pensar también en el criptococo cuando hay cualquier otro tipo de inmunodepre­sión celular.

DIAGNÓSTICO.

Meningitis: la tinción de la tinta china en LCR hace el diag­nóstico de presunción- La detección del antígeno capsular en LCR o suero es más sensible y suele ser positivo en casi todos los casos- El diagnóstico definitivo se realiza mediante el cultivo.
Criptococosis pulmonar: clínicamente, es indistinguible de un tumor- El diagnóstico suele requerir técnicas invasivas.

TRATAMIENTO.

Similar a los hongos anteriores.

Califica este Artículo
5 / 5 (1 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario