Desahógate de la gente tóxica


Lo tóxico es malo, y las personas tóxicas nos envenenan el alma, nos amargan el día y nos impiden alcanzar nuestros sueños. Nadie quiere estar junto a una persona tóxica, por lo que no sólo los debemos evitar sino que también debemos cuidarnos de serlo nosotras también.
“Tóxico” es todo aquello que nos intoxica física, espiritual y emocionalmente. Y estas toxinas, aunque nos parezcan verdaderos misiles, provienen del lenguaje; ya sea de la forma en que nos hablamos, nos pensamos, o nos creemos o bien, de la particular manera en la que otros dirigen esa flecha lingüística hacia nosotros.

Etiquetas: descontento, infelicidad, manipulación, mujer, mujeres, negatividad, personalidad, psicología, toxicidad

También te puede interesar:

Ya no me importas, no me llames más
Personas utilizadas en nombre del amor
Mujeres optimistas y pesimistas
Mujer, ¡Proyéctate… no temas!
Los enemigos de nuestra felicidad

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




Deja un comentario