Disuria, Polaquiuria y Tenemos


Disuria

La disuria es una sensación dolorosa o urente durante la micción. En medicina, específicamente en urología, la disuria se define como la micción difícil, dolorosa e incompleta de la orina.

Es el síntoma más molesto del síndrome miccional, descrito por el paciente como “escozor” o dolor al orinar. Unos lo describren al inicio de la micción y otros al final (disuria terminal). La disuria es un síntoma típico de infección urinaria baja (cistitis y uretritis) y a veces se acompaña de escalofríos y fiebre. En los varones puede ser producido también por hipertrofia benigna de próstata o cáncer de próstata.

Las preguntas que documentan una micción dolorosa puede ser las siguientes:

Cuando hay infecciones previas de vejiga y riñones, se necesita una historia clínica y un examen físico más detallados y es posible que sea necesario realizar estudios de laboratorio adicionales. En mujeres que presentan secreción vaginal, usualmente se debe realizar un examen de la vagina y de cualquier tipo de secreción. A los hombres afectados por secreción del pene se les debe tomar una muestra de la uretra.

Exámenes de diagnóstico: Es posible que el médico inicie con un examen urinario con tira reactiva y, con base en los resultados, se puede ordenar un cultivo de orina. También se pueden obtener sondas de ADN para detectar gonorrea o clamidia.

Polaquiuria

Polaquiuria significa emisión de orina a intervalos anormalmente breves, precedida por una sensación de plenitud de la vejiga. Micción frecuente significa que hay una necesidad de orinar más a menudo de lo normal, mientras que micción urgente se refiere a una urgencia repentina y poderosa de orinar, junto con molestia en la vejiga.

La necesidad frecuente de orinar durante la noche se llama nicturia. La mayoría de las personas pueden dormir entre 6 y 8 horas sin necesitar ir al baño. Los hombres de mediana edad y los de edad avanzada a menudo se despiertan para orinar una vez en la madrugada.

En conjunto, la frecuencia y la urgencia urinaria son signos clásicos de una infección de las vías urinarias. Debido a que la inflamación reduce la capacidad de la vejiga para almacenar orina, aun pequeñas cantidades de orina causan molestia.

La diabetes, el embarazo y problemas con la próstata son otras causas comunes de estos síntomas. Entre otras causas están:

Causas menos comunes:

Causas comunes para la micción nocturna:

Tenesmo

Tenesmo es un deseo exagerado de orinar. La disuria en la micción puede ser consecuencia de cistitis, prostatitis, radiación, sustancias químicas, cuerpos extraños (sondas, cálculos) y tumores de vejiga.

Un estudio diagnóstico adecuado deberá comprender un examen pélvico en mujeres, exploración rectal en ambos sexos y, si está indicado, masaje prostático para recogida de liquido en varones. Una evaluación posterior puede requerir cultivos de orina o de líquido prostático, estudios radiográficos y cistoscopia.

Califica este Artículo
2.60 / 5 (5 votos)

Categoría: Nefrología.




Deja un comentario