ENFOQUE CLÍNICO DEL PACIENTE CON LINFADENOPATÍA, ESPLENOMEGALIA O AMBAS


1. Historia y exploración física completas, prestando atención especial a delimitar la presencia y extensión de las adenopatías y la presencia de cualquier síntoma o signo sistémico o de localización, definir la enfermedad como aguda o crónica, descubrir cualquier antecedente de factores de riesgo para infección por VIH y delimitar el tamaño del bazo.
2. Si las adenopatías son regionales, buscar infección o enfermedad maligna.
3. Los estudios de laboratorio deben comprender (cuando sean apropiados): recuento hemático completo, cultivos de sangre y de otras localizaciones, RX de Tórax, PPD y pruebas cutáneas de control, serologías (fúngica, viral, VIH, parasitaria, VDRL), despistaje de mononucleosis (anticuerpos heterófilos y títulos de VEB), frotis de sangre para morfología celular y parásitos, aspiración y biopsia de médula ósea.
4. Cuando sean necesarias o apropiadas, las técnicas de imagen pueden mostrarse útiles: gammagrafía coloidal hepatoesplénica con Tc99m, TC, ecografía abdominal.
5. Si persisten las adenopatías sin una causa que las explique debe realizarse una biopsia de ganglio linfático. Debe prepararse el tejido para examen histológico, cultivarse para los microorganismos apropiados y congelarse para estudios de linfocitos y tinción para otros tipos celulares.
6. Ocasionalmente puede ser necesario realizar laparotomía y esplenectomía para llegar al diagnóstico de una esplenomegalia persistente e inexplicable.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




One Response to “ENFOQUE CLÍNICO DEL PACIENTE CON LINFADENOPATÍA, ESPLENOMEGALIA O AMBAS”

  1. lucao Dice:

    mi hija esta embarazada y tiene esplenomegalia, la pregunta es que puede hacer para aliviar el dolor que presenta, y refiere que es como si le clavaran alfileres, gracias


Deja un comentario