Formas comunes de shock


DEFINICIÓN. Situación de grave deterioro de la perfusión tisular. Son esenciales su diagnóstico y tratamiento rápidos para evitar lesiones orgánicas irreversibles. En la tabla 24-1 se reseñan las etiologías más comunes.
SHOCK CARDIOGÉNICO
Miopático (IAM, miocardiopatía dilatada)
Mecánico (insuficiencia mitral aguda, comunicación interventricular, estenosis aórtica grave, estenosis subaórtica idiopática).
Arrítmico.

SHOCK OBSTRUCTIVO EXTRACARDÍACO
Taponamiento pericárdico.
Embolia pulmonar masiva.
Neumotórax a tensión.

SHOCK OLIGOHÉMICO
Hemorragia.
Deplección de volumen (p. ej., vómitos, diarrea, abuso de diuréticos, cetoacidosis).
Secuestro interno (ascitis, pancreatitis, obstrucción intestinal).

SHOCK MALDISTRIBUTIVO (DISMINUCIÓN PROFUNDA DEL TONO VASCULAR SISTÉMICO)
Sepsis.
Sobredosificación de tóxicos.
Anafilaxia.
Neurogénico (p ej., Lesión de la médula espinal).
Endocrinológico (enfermedad de Addison, mixedema).

MANIFESTACIONES CLÍNICAS. Hipotensión (TA sistólica 20 mmHg sugiere insuficiencia ventricular izquierda. El gasto cardíaco está disminuido en los pacientes con shock cardiogénico y oligohémico, y suele estar aumentado inicialmente en el shock séptico.
TRATAMIENTO. Dirigido a mejorar rápidamente la hipoperfusión tisular y el deterioro respiratorio:
1.. Determinaciones seriadas de la TA (preferible línea intraarterial), frecuencia cardíaca, monitorización ECG continua, diuresis, estudios analíticos: HCT, electrólitos, creatinina, BUN gasometría arterial, concentración urinaria de Na ( 100 mmHg: (a) colocar en posición de Trendelenburg inversa; (b) administración IV de volumen (500 mL en bolo), a menos que la PCP 20 mmHg (comenzar con solución salina normal, después sangre total, dextrán o concentrado de hematíes en caso de anemia); (c) se añaden valores óptimos; administrar vasopresores (tabla 242) si la resistencia vascular sistémica está disminuida; vasodilatadores (tabla 681 ) si la resistencia vascular sistémica está elevada, mientras la TA sistólica 90 mmHg; (d) en presencia de ICC, añadir agentes inotrópicos (cap. 68).
3. Administrar O2 al 100 %; intubar con ventilación mecánica si PO, < 70 mmHg. 4. En presencia de acidosis metabólica intensa (pH < 7,15) administrar NaHCO3 (44,6-89,2 mmol). 5. Identificar y tratar la causa subyacente del shock. El shock cardiogénico en el IAM se estudia en el cap. 74. En el shock séptico, el tratamiento antibiótico se comienza inmediatamente después de haber recogido hemocultivos y cultivos de los sitios potenciales de infección, y puede guiarse por la tinción de Gram del lugar o el líquido infectados. Si la etiología es desconocida, el tratamiento debe cubrir bacilos entéricos gramnegativos y cocos grampositivos y comprender un aminoglucósido (gentamicina y tobramicina) y una cefalosporina o penicilina semisintética (caps. 38 y 49). Los focos sépticos (abscesos, intestino necrótico, vesícula infectada) requieren escisión quirúrgica.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario