Fractura de CALCÁNEO


Sus fracturas son las más frecuentes del tarso y las más frecuentemente asociadas a caídas desde altura, por lo que se asocian a fracturas de hueso esponjoso a otro nivel, meseta tibial y columna vertebral fundamentalmente. Las fracturas por avulsión de la inserción del tendón de Aquiles requieren reducción y osteosíntesis, por ser fracturas permanentemente sometidas a dis-tracción. Las fracturas talámicas intraarticulares pueden ocasionar, una vez consolidadas, dolor crónico en el retropié debido a artrosis postraumática, lesiones asociadas de la almohadilla grasa plantar, tenosinovitis de los tendones peroneos, compresión de ramas nerviosas sensitivas y otras causas. Cuando la artrosis postraumática es invalidante, puede beneficiare de la realización de una artrodesis subastragalina. Actualmente parece demostrado que es mejor el tratamiento quirúrgico de las fracturas intraarticulares. Si se opta por reducción abierta y osteosíntesis, ésta es otra de las fracturas que se acompañan de importantes defectos trabeculares y pueden requerir la utilización de injerto o sustitutivos óseos. Una de las posibles complicaciones de la fractura de calcáneo es el desarrollo de un síndrome compartimental.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario