Hipermetropía


Los rayos se localizan detrás de la retina, bien porque el eje del globo es demasiado corto o porque el poder de refracción del segmento anterior (córnea-cristalino) es menor de lo normal. La hipermetropía puede ser latente, la que se compensa acomodando, y manifiesta, la que no se compensa.
Clínica. Si no es muy elevada y el individuo es joven, se produce un esfuerzo constante de acomodación que puede dar lugar a un cuadro de astenopía acomodativa: cierre y frotamiento ocular, dolor ocular, visión borrosa, congestión ocular con conjuntivitis y blefaritis, estado nauseoso, etc. Puede aparecer estrabismo convergente (por la sincinesia acomodación-convergencia). Cuando es muy importante, el paciente también presentará mala visión de lejos y una papila de bordes hiperémicos y borrosos (pseudopapiledema).
El tratamiento se hace con lentes convergentes. Para graduarles es preciso paralizar previamente la acomodación con parasimpaticolíticos (atropina, ciclopléjico … ) para desenmascarar toda la hipermetropía realmente existente.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario