INFECCIONES EN EL HUÉSPED COMPROMETIDO


Un huésped comprometido es el que presenta una deficiencia en una o más de las defensas contra la infección. Estas defensas comprenden las barreras físicas y químicas, la respuesta inflamatoria, el sistema reticuloendotelial, el sistema del complemento y la respuesta inmunitaria específica. La alteración de las defensas puede surgir de trastornos congénitos, enfermedades adquiridas o medicamentos. Las infecciones provienen de la flora endógena o de la exógena, que pueden estar modificadas por el tratamiento antimicrobiano o por otros factores. En el huésped comprometido, los patógenos habituales pueden presentarse de forma atípica, y los microorganismos oportunistas pueden resultar patógenos. La naturaleza del microorganismo infectante a menudo permite discernir defectos específicos de las defensas del huésped. Siempre que sea posible, el tratamiento o la prevención de la infección tratarán de corregir la defensa anormal del huésped (p. ej., inmunoglobulina sérica en los procesos hipogammaglobulinémicos).

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario