INTOXICACION POR BETABLOQUEANTES


La toxicidad se suele manifestar 30 minutos después de la ingestión. Los síntomas consisten en náuseas, vómitos, diarrea, bradicardia, hipotensión y depresión del SNC. Los agentes con actividad simpaticomimética intrínseca pueden ocasionar hipertensión y taquicardia. Puede haber broncospasmo y edema pulmonar. Puede ocurrir hiperpotasemia, hipoglucemia, acidosis metabólica, bloqueo AV de cualquier grado, bloqueo de rama, prolongación del QRS, TV, fibrilación ventricular, torsade de pointes y asistolia. El tratamiento consiste en descontaminación del aparato digestivo, medidas de sostén y administración de calcio (solución salina de cloruro o gluconato al 10 % IV, 0,2 mL/kg hasta 10 mL) y glucagón (5-10 mg IV, seguidos por venoclisis de 15 mg/L). Puede necesitarse estimulación cardíaca con marcapasos o la colocación de un balón intraaórtico. El broncospasmo se trata con agonistas beta inhalados.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario