INTOXICACION POR CIANURO


El cianuro bloquea el transporte de electrones, ocasionando una disminución del metabolismo oxidativo y de la utilización oxidativa, disminución de la producción de ATP y acidosis láctica. La dosis letal se sitúa en 200-300 mg de cianuro sódico y 500 mg de ácido cianhídrico. Los primeros efectos consisten en cefalea, vértigo, excitación, ansiedad, quemazón de boca y faringe, disnea, taquicardia, hipertensión, náuseas, vómitos y sudoración. El aliento puede mostrar olor a almendras amargas. Los efectos más tardíos consisten en coma, convulsiones, opistótono, trismo, parálisis, depresión respiratoria, arritmias, hipotensión y muerte. El tratamiento se basa en la historia y comienza inmediatamente. Se realizan medidas generales de sostén, O2 al 100 % y descontaminación digestiva concurrente con el tratamiento específico. Se inhala nitrito de amilo durante 30 segundos cada minuto, abriendo una ampolla nueva cada 3 minutos. (El nitrito produce metahemoglobinemia, que posee una mayor afinidad para el cianuro, provocando así su liberación de los sitios periféricos.) A continuación se administra nitrito sódico en solución IV al 3 %, a un ritmo de 2,55,0 mL/min hasta una dosis total de 10-15 mL. Finalmente, se administra tiosulfato sódico para extraer y fijar el cianuro circulante de sus lugares en la metahemoglobina, produciendo tiocianato sódico que se excreta en la orina; se administran 50 mL de una solución al 25 % durante 12 minutos. (En niños se administrarán 0,33 mL/kg de nitrito sódico y 1.65 mL/kg de tiosulfato sódico.) Si los síntomas persisten. repetir la mitad de la dosis de nitrito sódico y tiosulfato sódico.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario