INTOXICACION POR SALICILATOS


Las manifestaciones clínicas de intoxicación consisten en vómitos, taquicardia, taquipnea, fiebre, tinnitus, letargo y confusión. La intoxicación más grave puede dar lugar a convulsiones, coma, insuficiencia respiratoria y cardiovascular, edema cerebral e insuficiencia renal. Habitualmente existe alcalosis respiratoria acoplada con acidosis metabólica (4050 %), aunque puede ocurrir alcalosis respiratoria (20 %), acidosis metabólica (20 %) y acidosis mixta, respiratoria y metabólica (510 %). El ácido láctico y otros ácidos orgánicos son los responsables del incremento del hiato aniónico. El TP puede estar prolongado. Los salicilatos pueden detectarse mediante la prueba del cloruro férrico en sangre o en orina. El tratamiento consiste en descontaminación digestiva seguida por la administración repetida de carbón activado.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario