Lesiones del cartílago de crecimiento, epifisiólisis o desprendimientos epifisarios


Son fracturas cuyo trazo cursa, al menos en parte, a través de la fisis o cartílago de crecimiento, pudiendo o no desplazarse la epífisis con respecto a la metáfisis. Además de ocasionar sintomatología en el momento de la lesión, su principal importancia reside en la potencial aparición de epifisiodesis (lesiones definitivas de todo o parte del cartílago de crecimiento, generalmente por formación de un puente óseo), con detención del crecimiento longitudinal del hueso o desviación angular del mismo. Siguiendo la clasificación de Salter y Harris, podemos distinguir cinco tipos

ATENCIÓN. Corresponde a la figura 53 del manual 5ª edición.
1) Tipo I. El trazo lesional cursa en su totalidad por la fisis (zona hipertrófica profunda).
2) Tipo II. El trazo cursa por la fisis, pero asciende hacia la metáfisis desprendiendo un fragmento metafisario triangular.
3) Tipo III. El trazo provoca la discontinuidad de la epífisis y prosigue a través de la fisis. En la fisis tibial distal, donde es muy frecuente, se denomina fractura de Chaput-Tillaux.
4) Tipo IV. El trazo provoca discontinuidad de la epífisis y asciende hacia la metáfisis, desprendiendo un fragmento metafisario triangular como en las tipo II. Es típica del cóndilo humeral lateral infantil.
5) Tipo V. Compresión axial con destrucción de las zonas de reserva y proliferativa.
Otros autores han añadido un sexto tipo que hace referencia a las lesiones de las estructuras periféricas fibrocartilaginosas del cartílago de crecimiento y existen también autores que ponen en duda la existencia real de lesiones tipo V. El tipo I es frecuente en niños pequeños y los tipos restantes aparecen más cerca de la adolescencia. El tipo más frecuente es el II, localizado muchas veces en el radio distal. En determinadas localizaciones (tibia distal, húmero distal, radio distal) se producen ocasionalmente epifisiólisis tipo III en un plano y IV en otro plano, recibiendo el calificativo de fracturas triplanares. Determinadas epifisiólisis como la femoral distal requieren mucha energía, son inestables y pueden asociarse a lesiones importantes, por ejemplo, de la arteria poplítea.
Los tipos I y II se pueden tratar de forma conservadora mediante reducción y escayola. Los tipos III y IV (y por extensión las fracturas triplanares desplazadas) son subsidiarios de tratamiento quirúrgico. El riesgo de epifisiodesis es mayor cuanto mayores sean el grado de desplazamiento y el tipo de lesión. Las repercusiones de una epifisiodesis son mayores cuando afecta a una fisis muy activa (fémur distal, por ejemplo) y cuando el niño es muy pequeño (queda mucho hueso por formar). Si se establece una epifisiodesis puede intentarse la resección del puente óseo, la distracción de la hemifisis o fisis afecta o la epifisiodesis de la fisis sana o de la fisis de la articulación contralateral.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




2 Responses to “Lesiones del cartílago de crecimiento, epifisiólisis o desprendimientos epifisarios”

  1. Jaime Valero Dice:

    Mi hijo está operado de lo mismo.lo primero que hacen es fijar el femur a la cadera con un tornillo precidamente para no tocar el cartílago y cuando desarrolla es cuando lo operan. Mi hijo está muy bien.te recomiendo a un especialista de sevilla


  2. mjose Dice:

    Buenas noches, necesito que me aclaren una duda que me esta volviendo loca.
    A mi hijo de 6 años le han diagnosticado epifisiolisis de cadera severa sobre cronica, le operaron en marzo , y segun me han comentado al ponerle un tornilo esa pierna no crecera porque el cartilago del fisis esta hay, cuando pase el año le tienen que volver a operar para quitarle dicho tornillo. entonces quiere decir que la pierna izquierda no crecera mas??? quisiera tener una esperanza, que al ser pequeño, pueda tener mejores resultados, estamos esperando que lo vean os medicos de granada, ya que aqui en Almeria cometieron negligencia , por diagnosticar primero una enfermedad que no era. gracias por leerme y poder contestarme. un saludo


Deja un comentario