Los tipos de artritis, síntomas y tratamientos


El reumatismo o artritis es caracterizado por dolor de articulaciones y falta de movilidad. Hay diferente tipos de artritis, pero hoy vamos a hablar de las dos más comunes: la osteoartritis y la artritis reumatoidea.

La osteoartritis
La mas frecuente se llama osteoartritis, que afecta a casi toda la población tarde o temprano en la vida y casi todo el mundo que tiene más que 50 años lo tiene en alguna forma. A veces no presenta ningún síntoma, pero en ocasiones es incapacitante.
Aunque la osteoartritis muchas veces aparece con la edad, se cree que el proceso puede ser causado o acelerado cuando hay un desbalance de la espina dorsal y la estructura corporal, causando más estrés sobre las articulaciones. La osteoartritis puede afectar todas las articulaciones en el cuerpo o solo algunas.
La artritis reumatoidea
La artritis reumatoidea es una enfermedad sistémica, es decir, afecta a todo el cuerpo, aunque puede afectar a algunas articulaciones más que otras.
El propósito de la quiropráctica es alinear la espina dorsal y las articulaciones para restaurar el balance y eliminar la interferencia en el sistema nervioso, lo cual ayuda al cuerpo a adaptarse a los síntomas de la artritis (inflamación, dolor, etc.).
También hay que evaluar cuáles hábitos o rutinas en su vida podría haber contribuido a su condición. No es que la quiropráctica cure la artritis, sino que ayuda al cuerpo a adaptarse para una mejor calidad de vida.
Mucha gente con artritis toma varios medicamentos, los cuales pueden resultar en problemas gastrointestinales. Con la quiropráctica es posible reducir con el tiempo la dosis o cantidad de sus medicamentos, causando menos sufrimiento gastrointestinal.
Siempre hay que consultar su médico general o reumatólogo primero.
Como todas nuestros articulaciones son sistemas cerrados (articulaciones sinoviales) es interesante notar que cuando la presión atmosférica baja —por ejemplo cuando entra una tormenta—, aumenta la presión dentro de nuestras articulaciones, y si hay artritis puede incrementar la inflamación causando, por ende, más dolor.
Por eso hay gente que siempre dice que saben que va entrando una tormenta porque aumenta el dolor de sus articulaciones afectadas por la artritis.
Es importante notar que el ejercicio moderado puede ayudar a los síntomas asociados con la enfermedad. Una vida muy sedentaria muchas veces empeora los síntomas.
En términos de nutrición es recomendable evitar cosas que pueden aumentar inflamación en su cuerpo como sal y azúcar refinada, cafeina, licor y cualquier comida que viene procesada (es mejor comer solo cosas naturales).
El movimiento del ejercicio ayuda a reducir la inflamación en las articulaciones. Muchas veces, caminar o nadar de 15 a 20 minutos al día es más que suficiente para reducir el dolor y aumentar la mobilidad.
Entre la quiropráctica suave, el ejercicio y la buena nutrición muchas veces puede mejorar su calidad de vida.
Siguenos en Facebook
Vida Sana

Etiquetas: artritis, Salud

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario