Obstrucción venosa retiniana


Más frecuente que la arterial. Sobre todo en mujeres mayores de 60 años, con hipertensión arterial o PIO elevada (ambas originan enlentecimiento del flujo venoso). Otras causas son la hipercoagulabilidad y las causas locales (masa orbitaria o procesos inflamatorios).
CLÍNICA.
Cuadro más subagudo y de mejor pronóstico que la oclusión arterial. Puede pasar inadvertida si afecta a venas alejadas de la mácula. Oftalmoscópicamente se ven hemorragias por la zona de la vena obstruida y por toda la retina si es la vena central. También se observan focos blancos algodonosos por infartos capilares. Venas dilatadas y tortuosas.
La angiografía fluoresceínica informa del lugar y la extensión de la trombosis, de si es total o parcial y orienta el tratamiento con láser.
La recuperación oftalmoscópica puede ser casi total o dejar secuelas muy serias. Hay que controlar oftalmoscópicamente al paciente, y si aparecen neovasos, fotocoagular las áreas retinianas trombosadas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario