POTASIO


BALANCE EXTERNO DE K. Está determinado por la ingestión oral y la excreción renal. El 90 % del K ingerido se excreta por el riñón, casi todo secretado por la nefrona distal, proceso favorecido por la aldosterona, el elevado contenido celular en K y la alcalosis. Los factores que modulan el balance interno de K son: insulina, agonistas betaadrenérgicos y alcalosis, que promueven la captación de K por las células. La acidosis desplaza el K fuera de las células.
HIPOPOTASEMIA. (K < 3,5 mmol/L) (tabla 212). Puede ser debido a: (1) ingesta inadecuada; (2) pérdidas excesivas o ambas: (a) digestivas (vómitos, aspiración nasogástrica, diarrea, adenoma velloso y abuso de laxantes) con la asociación de alcalosis, hiperaldosteronismo secundario y bicarbonaturia (b) pérdidas renales de K, que pueden ser debidas a alcalosis de cualquier causa, a diuréticos (excepto los ahorradores de K) diuresis osmótica, como en la hiperglucemia, hiperaldosteronismo primario y secundario, trastornos tubulares renales, fármacos (anfotericina, gentamicina y carbenicilina) y depleción de Mg; (3) aparece hipopotasemia debida a desequilibrio interno cuando está incrementada la captación celular de K a partir del líquido extracelular, como ocurre en la alcalosis, tras el tratamiento insulínico o en la parálisis periódica. Características clínicas. Debilidad muscular, íleo, poliuria y alteraciones ECG (ondas U, intervalo QT ? y ondas T planas). La hipopotasemia intensa ocasiona parálisis flácida y parada cardíaca. La causa de la hipopotasemia suele ser evidente por la presentación (véase tabla 212). Una excreción urinaria de K < 25 mmol/día es sugestiva de ingesta inadecuada o de diarrea. Cuando las pérdidas urinarias de K son mayores sugieren la existencia de vómitos, empleo actual de diuréticos o pérdidas tubulares renales. La acidosis sugiere diarrea, acidosis tubular renal o cetoacidosis diabética. El incremento de las pérdidas renales de K con hipertensión sugiere exceso de mineralcorticoides. Tratamiento. En los casos leves es suficiente con la adición de suplementos dietéticos mediante KCl. En los pacientes edematosos tratados con diuréticos resultan útiles los suplementos dietéticos y la adición de agentes ahorradores de K (p. ej., aldactone). Las pérdidas digestivas deben reponerse con KCl IV ( < 20 mmol/h). La hipopotasemia intensa sintomática requiere dosis mayores (2040 mmol/h), con monitorización cardíaca y control frecuente de las cifras de K plasmático. La hipopotasemia con intoxicación digitálica también requiere una corrección urgente.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario