Síndrome antifosfolípido del LUPUS ERITEMATOSO SISTÉMICO


Este síndrome aparece en la mayoría de los casos asociado al lupus eritematoso sistémico, aunque puede encontrarse en otras enfermedades autoinmunes. En los casos en los que aparece aisladamente, el síndrome antifosfolípido se define como primario.
Patogénicamente se cree que los anticuerpos que se detectan en este síndrome se unen a los fosfolípidos de la membrana del endotelio y las plaquetas, produciendo las características trombosis.
La clínica está dominada por la aparición de trombosis arteriales y venosas, siendo más frecuentes las trombosis venosas profundas de las extremidades inferiores, que pueden originar secundariamente tromboembolismos pulmonares.
La otra característica importante del sd. AFL son los abortos espontáneos de repetición, sobre todo en el 2-3º trimestre. Se piensa que son provocados por las alteraciones en la circulación y trombosis de los vasos placentarios y fetales.
Pueden asociarse otro tipo de síntomas, como el livedo reticularis, la hipertensión pulmonar y alteraciones neurológicas tipo sd Guillain Barré.
DIAGNÓSTICO.
Debe cumplirse al menos un criterio clínico y otro analítico.
La presencia de anticuerpo antifosfolípido es imprescindicle para diagnosticar el síndrome. Se pueden detectar mediante pruebas coagulométricas, reagínicas o inmunológicas:
• Pruebas reagínicas (VDRL, RPR): es característica la positividad de las serologías sifilíticas, que se explica por una reacción cruzada de estos anticuerpos anticardiolipina con el material utilizado para realizar esta prueba.
• Pruebas coagulométricas (anticoagulante lúpico): aunque in vitro estos anticuerpos prolongan el TTPA aun añadiendo plasma fresco, in vivo producen trombosis.
• Prueba inmunológica: mediante la técnica de ELISA se detectan anticuerpos anticardiolipina IgG e IgM.
TRATAMIENTO
Se utiliza de elección la anticoagulación en rango alto, con INR 2.5- 3. Si a pesar de estar anticoagulado, se presentan nuevos episodios trombóticos, será necesario incrementar la dosis de anticoagulación y añadir antiagregantes.
En el caso de gestación, se deberán seguir las siguientes pautas:
• Si no aborto ni trombosis previas, solamente anticuerpos positivos: AAS o nada.
• Si anticuerpos positivos y abortos previos: AAS + HBPM.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario