SOBREDOSIS DE ESTIMULANTES


En este grupo están incluidas anfetamina (Benzedrine), dextroanfetamina (Dexedrine) metanfetamina, fenmetracina (Preludin) y cocaína con su alcaloide derivado «crack». Las anfetaminas, pero no la cocaína, son activas cuando se toman por vía oral y todas producen un efecto rápido, una «subida», cuando se toman por vía intravenosa. La cocaína se suele tomar por vía intranasal, intravenosa o fumada («base libre»). El «crack», cuando se fuma, provoca una estimulación profunda y rápida, de breve duración. A menudo se toman combinaciones de «crack» y heroína para regular el efecto estimulante y prolongar el periodo de euforia. La rápida desaparición de la euforia («crash» o «bajón») a menudo provoca ansia, causante de una elevada tasa de adicción entre sus consumidores.
Síntomas y signos de sobredosis. Exaltación, hiperactividad. verborrea e hipomanía son característicos de la sobredosis de anfetaminas. A menudo existe taquicardia, midriasis, insomnio, anorexia e hipertensión. La sobredosis intensa acentúa estos signos con psicosis? paranoia, hipertermia, fiebre, agitación extrema, convulsiones, alucinaciones, coma y muerte. La cocaína puede causar arritmias cardíacas con muerte súbita y convulsiones tónico-clónicas.
Tratamiento. Las benzodiacepinas, el haloperidol y otros antipsicóticos son los fármacos de elección. En los casos graves es precisa su administración parenteral junto con medidas generales de soporte vital. La hipertermia y el status epiléptico requieren un tratamiento enérgico. Cada vez es más común la muerte debida a combinaciones de los efectos de diversas drogas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario