SOBREDOSIS DE SEDANTES E HIPNÓTICOS


En este grupo se encuentran los barbitúricos, los sedantes no barbitúricos y las benzodiacepinas.
Signos de intoxicación. Somnolencia, nistagmo, ataxia. disartria, hiporreflexia, depresión respiratoria, confusión, estupor y coma. La hipotermia profunda (con EEG isoeléctrico) es una manifestación habitual de la sobredosis grave con barbitúricos. Pueden aparecer convulsiones y coma con la glutetimida (que se encuentra raramente en la actualidad) y la metacualona (hipnóticos no barbitúricos). Aparecen pupilas dilatadas con la glutetimida; se produce psicosis, mioclonías y colapso cardiovascular con la metacualona.
Tratamiento. Resulta fundamental el soporte respiratorio y cardiovascular. Solamente debe provocarse el vómito si el paciente está consciente y despierto. Se pensará en la posibilidad de administrar lavado gástrico y un catártico así como carbón activado. La hemoperfusión y la hemodiálisis son eficaces para los barbitúricos de acción corta, pero solamente se recomienda su empleo en los pacientes con intoxicación grave. La eliminación renal del fenobarbital se ve favorecida por la alcalinización de la orina mediante administración de bicarbonato sódico.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario