Tratamiento tubercolosis


Se emplean varios fármacos a la vez, para disminuir la aparición de resistencias. Actualmente, el tratamiento de la tuberculosis se basa en el empleo de tres fármacos: isoniacida, rifampicina y piracinamida durante 2 meses, prosiguiendo después con isoniacida y rifampicina 4 meses más, hasta completar un tratamiento de 6 meses. Constituye una excepción a esta pauta el tratamiento de la tuberculosis en el paciente VIH, quien debe recibir los tres fármacos durante 2 meses y continuar después con isoniacida y rifampicina 7 meses más, hasta cumplir 9. En general, la respuesta al tratamiento en este grupo de pacientes es similar a la de los no VIH. Por otra parte, algunas formas de tuberculosis extrapulmonar (me-níngea, osteoarticular y miliar) pueden recibir tratamiento más prolongado.
En el embarazo, puede utilizarse el tratamiento de seis meses descrito al inicio (INH + RFM + PZD durante 2 meses seguidos de INH + RFM 4 meses). El único fármaco que ha demostrado tener efectos sobre el feto es la estreptomicina. Como alternativa puede utilizarse isoniacida + rifampicina + etambutol (así se admitió en el MIR). La causa más frecuente de fracaso del tratamiento de la tuberculosis pulmonar es el abandono del mismo.
En raras ocasiones, la tuberculosis se trata quirúrgicamente. Esto puede estar indicado ante el fracaso del tratamiento médico (muy infrecuente, consiste en resecar la zona afecta) o para tratar las secuelas de una tuberculosis antigua.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario