Uroscopia


Uroscopia (casi en desuso) Inspección visual y metódica de la orina, antiguamente usada para establecer el diagnóstico de las enfermedades internas.

Es una parte del examen físico extraordinariamente útil, que si se complementa con la inspección de la micción informará sobre innumerables hechos de importancia.

Lo más práctico es efectuarlo al final del examen, cuando ya se ha establecido alguna confianza en el paciente. Se le proporciona un vaso de vidrio liso, transparente e incoloro. Se le solicitará que pase al baño o detrás de un biombo. Se le debe instruir de modo que avise en el momento en que comience a orinar, y así será posible observar y comprobar los caracteres de la micción, tal como se señalaron, a propósito de la anamnesis. En general, mientras más problemas de orden urológico tenga el paciente, menos inhibiciones tendrá para orinar, siempre que se respeten las condiciones señaladas más arriba.

Uroscopia Urología

El examen al trasluz de la orina demuestra la presencia de turbidez, reconocible como piuria en algunos casos, hematuria macroscópica, filamentos en los casos de uretritis crónica, etc. Dada la gran subjetividad de la sintomatología que afecta a la micción, la uroscopia, examen simplísimo, puede aclarar una historia difícil o confirmar algunos hechos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Urología.




Deja un comentario