ARRITMIAS


Las arritmias pueden aparecer en presencia o ausencia de cardiopatía estructural; en el primer caso su gravedad es mayor. Los procesos que provocan arritmias son: (1) isquemia miocárdica. (2) ICC, (3) hipoxemia, (4) hipercapnia, (5) hipotensión, (6) trastornos electrolíticos (en especial los que afectan a K, Ca y Mg), (7) toxicidad farmacológica (digoxina, antiarrítmicos que prolongan el intervalo QT), (8) cafeína. (9) etanol.
DIAGNÓSTICO.
Examen del ECG en busca de signos de isquemia, intervalo QT prolongado y características del síndrome de Wolff – Parkinson – White (WPW) (véase más adelante). Véase en la fig. 70 – 1 el diagnóstico de las taquiarritmias; se identificará siempre la actividad auricular y la relación entre las ondas P y los complejos QRS. Sirven de ayudas diagnósticas las siguientes:
. Realizar una tira larga de ritmo de las derivaciones II, aVF o Vl. Doblar el voltaje del ECG y aumentar la velocidad del papel a 50 mm/s para ayudar a identificar las ondas P.
. Colocar derivaciones ECG accesorias (torácicas derechas, esofágicas, auriculares derechas) para ayudar a identificar las ondas P. Registrar el ECG durante el masaje del seno carotídeo durante 5 s. Nota: No realizar masaje simultáneo de ambas carótidas.
Las taquiarritmias con complejo QRS ancho pueden representar una taquicardia ventricular o una taquicardia supraventricular con conducción aberrante. Los factores a favor de la taquicardia ventricular son: (1) disociación AV, (2) QRS 0.14 s, desviación del eje a la izquierda, (4) falta de respuesta al masaje del seno carotídeo, (5) morfología del QRS similar a la de los latidos ventriculares prematuros previos.
Las arritmias pueden aparecer en presencia o ausencia de cardiopatía estructural; en el primer caso su gravedad es mayor. Los procesos que provocan arritmias son: (1) isquemia miocárdica. (2) ICC, (3) hipoxemia, (4) hipercapnia, (5) hipotensión, (6) trastornos electrolíticos (en especial los que afectan a K, Ca y Mg), (7) toxicidad farmacológica (digoxina, antiarrítmicos que prolongan el intervalo QT), (8) cafeína. (9) etanol.
DIAGNÓSTICO.
Examen del ECG en busca de signos de isquemia, intervalo QT prolongado y características del síndrome de Wolff – Parkinson – White (WPW) (véase más adelante). Véase en la fig. 70 – 1 el diagnóstico de las taquiarritmias; se identificará siempre la actividad auricular y la relación entre las ondas P y los complejos QRS. Sirven de ayudas diagnósticas las siguientes:
. Realizar una tira larga de ritmo de las derivaciones II, aVF o Vl. Doblar el voltaje del ECG y aumentar la velocidad del papel a 50 mm/s para ayudar a identificar las ondas P.
. Colocar derivaciones ECG accesorias (torácicas derechas, esofágicas, auriculares derechas) para ayudar a identificar las ondas P. Registrar el ECG durante el masaje del seno carotídeo durante 5 s. Nota: No realizar masaje simultáneo de ambas carótidas.
Las taquiarritmias con complejo QRS ancho pueden representar una taquicardia ventricular o una taquicardia supraventricular con conducción aberrante. Los factores a favor de la taquicardia ventricular son: (1) disociación AV, (2) QRS 0.14 s, desviación del eje a la izquierda, (4) falta de respuesta al masaje del seno carotídeo, (5) morfología del QRS similar a la de los latidos ventriculares prematuros previos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario