BACTERIURIA ASINTOMÁTICA


Definida como bacteriuria significativa (105 UFC/ml) en al menos dos urocultivos con el mismo germen, tomados con una semana de diferencia, en un paciente sin clínica. Como principio, la bacteriuria asintomática no es preciso tratarla, salvo en los casos en los que conlleva un riesgo de infección clínica o daño orgánico urológico y en los casos de bacteriuria por Proteus (ver tabla 2). En el caso de los pacientes sondados permanentemente, la presencia de bacteriuria asintomática no es una indicación de tratamiento, sino que se debe dar una dosis de antibiótico previo a la sustitución del catéter, para evitar la diseminación hematógena del germen con la maniobra del cambio. También es indicación de tratamiento la bacteriuria persis-tente a los 3-5 días de haber retirado una sonda vesical. En aquellos pacientes en los que la sonda no pueda ser retirada, el tratamiento de las bacteriurias asintomáticas no suele ser efectivo y puede dar lugar a selección de cepas resistentes. En estos pacientes sólo se debe iniciar tratamiento si presentan alto riesgo de desarrollar bacteriemia o si la bacteriuria se hace sintomática .
En el resto de los casos, sólo con la concurrencia de factores particulares se debe tratar la bacteriuria, y siempre sobre la base del estudio de sensibilidades .

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario