Dietas líquidas


Las dietas líquidas se originaron en los hospitales para tratar problemas gastrointestinales, o de masticación entre otras muchas patologías. Estas dietas, permiten una recuperación más rápida de dichas enfermedades, y además evitan problemas digestivos.
Las dietas líquidas consisten básicamente en ingerir solo líquidos durante una serie de días. En estas dietas podemos incluir, zumos, caldos, purés, infusiones, agua… Todo es válido mientras lo podamos tragar sin masticar.
Hoy en día son muchas las personas que recurren a las dietas liquidas con fines curativos y preventivos. En oriente, muchísima gente se somete a dietas líquidas ya que de este modo, su organismo se depura mejor.
Adelgazar con dietas liquidas:
Al llegar los alimentos líquidos a nuestro estomago, la digestión es mucho más fácil, y los ingredientes se asimilan mucho mejor. De este modo nuestro organismo también desecha todas las grasas innecesarias del organismo con más facilidad.
Siempre bajo supervisión de un especialista:
Es muy importante no practicar dietas de este tipo sin la supervisión de un nutricionista que nos pueda asesorar. Tampoco buscar ayuda en Internet, ya que cada persona es un mundo, y lo que para unos puede ser algo bueno, para otros puede que no lo sea.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario