ENFERMEDAD DE LYME


La produce una espiroqueta, Borrelia burgdorfferi. Se transmite por garrapatas del género Ixodes. La mayoría de los casos ocurren al inicio del verano; la infección suele producirse en personas que realizan actividades como cacerías, acampadas o excursiones campestres.

CLÍNICA.

Inicial o cutánea: eritema crónico migratorio que se inicia en el lugar de la picadura de la garrapata. Se suele localizar en ingles, muslos y axilas y suele ser indoloro.
Fase intermedia. Con frecuente afectación neurológica (todo tipo de manifestaciones, meningoencefalitis, lesión de pares craneales, fundamentalmente parálisis facial, incluso bilateral), manifestaciones oculares y cardíacas (lo típico es el bloqueo auriculoventricular) .
Etapa tardía: clínica articular. El cuadro típico consiste en una artritis franca oligoarticular, de predominio en grandes articula­ciones. Es característica la afectación de las rodillas. En esta etapa puede haber también signos cutáneos, como la denominada “acrodermatitis crónica atrófica” (lesiones rojo-violáceas que se vuelven escleróticas en años) También provoca la linfoadenosis benigna cutis o también llamada linfocitoma, en orejas y mamas.

DIAGNÓSTICO.

El diagnóstico es serológico. Puede visualizarse o cultivarse en el me­dio de Kelly, pero es difícil. Para el diagnóstico de neuroborreliosis, el título de Ac en LCR superior al anterior sugiere síntesis intratecal.

Tratamiento.

Se realiza con tetraciclinas, salvo en casos especiales:

Amoxicilina (gestantes y niños).
Lesión neurológica o articular grave: penicilina o ceftriaxona.
Afectación cardíaca y bloqueo AV: ceftriaxona y corticoides.
Nombre de la enfermedad y sinónimos
Es una enfermedad infecciosa producida por la espiroqueta Borrelia Burgdorferi, transmitida por garrapatas.

También suele denominarse esta enfermedad como:
Artritis de Lyme
Borrelosis de Lyme

Causas-Etiología
La enfermedad de Lyme se describió por primera vez a mediados de los años setenta en la región de Lyme, Estados Unidos.

Es una enfermedad inflamatoria aguda causada por una bacteria, Borrelia Burgdorferi, y que se transmite mediante la picadura de una garrapata. Los ratones y los venados son los animales que con mayor frecuencia sirven de huésped a la garrapata. Podemos exponernos a la picadura de una garrapata si caminamos por campos de hierba alta o acampamos, especialmente en primavera y verano, aunque una mascota nos las puede traer a casa.

La infección inicial se denomina enfermedad de Lyme primaria, pudiendo llegar a ser enfermedad de Lyme secundaria y terciaria.

Datos relevantes

Esta enfermedad se caracteriza por la presencia de un eritema (enrojecimiento e inflamación persistente de la piel) crónico migrans característico (aparece en el lugar de la picadura una gran lesión anular dura, no pruriginosa y que no cursa con picor), fiebre, escalofríos, cefalea (dolor de cabeza), adenopatías (inflamación de los ganglios), letargo, dolores musculares, vómitos y rigidez en la nuca. A los pocos meses, aunque a veces pueden pasar años, puede aparecer inflamación articular, síntomas neurológicos y, en ocasiones, cardiacos. Adicionalmente, se pueden presentar otros síntomas como prurito (picor) generalizado y un comportamiento extraño o no habitual.

Diagnóstico

En ocasiones el diagnóstico de esta enfermedad puede ser difícil ya que los síntomas se confunden con los de otras enfermedades. Se realizará un examen físico en el que se puede ver la erupción y una prueba de anticuerpos para Borrelia Burgdorferi mediante inmunofluorescencia o ELISA, esta última se confirma con una prueba Western blot. Si el examen físico se realiza sobre la enfermedad ya en una fase avanzada, secundaria o terciaria, se pueden detectar anomalías cardiacas, en el cerebro y en las articulaciones.

Tratamiento

Según la fase en la que se esté de la enfermedad, se prescribirán antibióticos y medicamentos antiinflamatorios para aliviar la rigidez articular. Si la enfermedad se trata a tiempo, se puede curar, de lo contrario surgirán complicaciones nerviosas, cardiacas y en articulaciones.

Prevención

Si se vive en una zona de alto riesgo, se ha de revisar uno mismo y a las mascotas, en busca de garrapatas. Si se encuentran, se han de retirar cuidadosamente con pinzas y un repelente de insectos, pero teniendo cuidado. Si se va al campo, a zonas de hierba espesa, es conveniente llevar pantalón largo y manga larga, y preferentemente ropa de colores claros donde se distingue mejor.

Especialidad médica que la trata
Reumatología; Medicina interna; Infecciosas

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario