Escoliosis idiopática


Es la modalidad más frecuente de escoliosis. Existen tres formas:
• Infantil (0-3 años, 1% de los casos). Suele diagnosticarse en los primeros seis meses de vida. Es más frecuente en varones (3.5/1). La curva suele ser torácica o lumbar izquierda. Se asocia a edad materna avanzada, antecedentes familiares de retraso mental, hernia inguinal, cardiopatías congénitas, luxación congénita de cadera y plagiocefalia. En la radiografía debe medirse el ángulo costovertebral (ACV) de Mehta (figura 33). Las curvas que comienzan antes de los 12 meses, con ángulo de Cobb menor de 35º, una diferencia entre los ACVs menor de 20º y ausencia de curva compensadora suelen resolverse espontáneamente sin tratamiento, lo cual ocurre en el 85% de los casos. El 15% de las curvas que progresan requieren tratamiento. Suele comenzarse con un programa de yesos correctores seguidos de un corsé, pero su eficacia es discutida y con frecuencia hay que recurrir al tratamiento quirúrgico mediante instrumentación quirúrgica sin fusión.
• Juvenil (3-10 años, 19%). Es más frecuente en el sexo femenino y el patrón más frecuente es torácico derecho. Estas curvas no regresan espontáneamente y requieren tratamiento en aproximadamente el 70% de los casos. Cuando la curva es mayor de 25º debe iniciarse tratamiento con corsé, precedido de yesos correctores si la curva es rígida. El tratamiento quirúrgico (instrumentación sin artrodesis o artrodesis circunferencial, según la talla alcanzada por el niño en el momento del tratamiento) está indicado cuando fracasa el tratamiento con corsé o la curva supera los 50º.
• Del adolescente (10 años-cierre fisario, 80%). Es más frecuente en el sexo femenino. Presentan mayor riesgo de progresión las curvas que aparecen en el sexo femenino, a edades más tempranas, las de mayor magnitud, las dobles curvas y las diagnosticadas antes de la madurez esquelética (antes de la menarquia, Risser 0-3). Cuando el ángulo de Cobb es menor
de 30º debe reevaluarse al paciente cada 4-6 meses hasta que alcance un Risser de 4. Cuando es mayor de 50º se recomienda tratamiento quirúrgico (artrodesis posterior). Entre 30º y 50º se realiza tratamiento con corsé, aunque en pacientes con Risser 0-2 y curvas de 40º a 50º se puede considerar el tratamiento quirúrgico. Algunos pacientes con escoliosis consultan en la edad adulta. La escoliosis del adulto resulta difícil de corregir desde el punto de vista técnico, pero en pacientes con deformidades graves puede estar indicada.
Se asocia a otras malformaciones congénitas cardiacas, genitourinarias y neurológicas, que requieren la realización de ecocardiografía, ecografía urinaria y resonancia magnética de la columna para su detección. La mayor parte de los casos progresan y requieren tratamiento quirúrgico (hemifusión vertebral o instrumentación sin artrodesis).

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario