Infección gonocócica


El gonococo es una Neisseria, coco gramnegativo aerobio, inmóvil e intracelular. El hombre es el único huésped. El 15-20% de las mujeres y el 5-10% de los varones infectados son portadores asintomáticos (MIR 97-98, 186).

CLÍNICA.

Varones: uretritis (disuria y exudado blanquecino) a los 2-5 días tras el contacto.
Mujeres: uretritis, cervicitis no complicada (lo más frecuente), endometritis, peritonitis perihepática o generalizada.

En ocasiones, puede generalizarse, con la aparición de fiebre, poliartralgias, tenosinovitis y lesiones cutáneas pustulosas o hemo­rrágicas. Los pacientes con déficit del complemento, en especial C5 a C9, tienen mayor riesgo de presentar infección diseminada. También son factor de riesgo el embarazo y la menstruación.

Por otra parte, el gonococo es la causa más frecuente de artritis infecciosa en menores de 40 años. Suele tratarse de monoartritis de grandes articulaciones (rodilla, tobillo).

DIAGNÓSTICO.

Visualización directa (diplococos gramnegativos intracelulares agrupados “en grano de café”).
Cultivo en medio específico (Thayer-Martin).
Gonococia diseminada: hemocultivos (positivos en fases pre­coces, luego negativizan).

TRATAMIENTO.

Ceftriaxona. Añadir doxiciclina, para cubrir Chlamydia, pues suele haber coinfección.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario