Instituto Nacional del Cáncer es la primera institución pública acreditada


Respeto a la dignidad del paciente, gestión de la calidad, acceso, gestión clínica, competencias del recurso humano, registros, seguridad del equipamiento y las instalaciones son algunas de los aspectos que se evalúan para recibir esta acreditación.
Si bien ya hay algunas instituciones privadas que han recibido este reconocimiento, el Instituto Nacional del Cáncer se convirtió en el primer establecimiento público acreditado en calidad de atención en salud del país, luego de cumplir con el 96,4% de los estándares como Prestador Institucional de Atención Cerrada. El recinto fue evaluado satisfactoriamente por la entidad acreditadora “Asesorías en Gestión en Salud Limitada” y destacó en aspectos tan importantes como el buen trato al paciente, oportuna entrega de información y el cuidado de sus procesos clínicos, entre otros.

Este hecho marca un importante hito en nuestro país, ya que “demuestra el grado de cumplimiento de estándares mínimos que permiten garantizar la seguridad de la atención médica para los usuarios tanto del sector público como privado, entregando un nivel de confianza institucional en el otorgamiento de las prestaciones”, explicó el Superintendente de Salud, Luis Romero.

El certificado de acreditación tiene una vigencia de tres años y fue entregado por el Subsecretario de Redes Asistenciales, doctor Luis Castillo junto al Superintendente de Saluda a la directora del Instituto Nacional del Cáncer, Marcia Quinteros. En la ceremonia de reconocimiento también estuvieron presentes el Intendente de Prestadores, Sergio Torres Nilo y la directora del Servicio de Salud Metropolitano Norte, doctora Verónica Alcántara.

Para Marcia Quinteros, este proceso de trabajo desplegado por años en el recinto demuestra que “no sólo el sistema privado entrega una buena atención, en el sistema público también se pueden hacer las cosas bien. La calidad en salud no es privilegio de algunos, sino que de todos los chilenos”.

Por su parte, el Intendente de Prestadores, Sergio Torres, recalcó que la acreditación “es un proceso de mejoramiento continuo que implica una constante supervisión de los estándares definidos por el Ministerio de Salud en el marco de la Garantía de Calidad establecida en la reforma sanitaria. Por lo tanto, si un prestador es acreditado tiene una alta y permanente responsabilidad institucional, debidamente fiscalizada por la Superintendencia de Salud”. Asimismo agregó que el “Incancer ha sabido incorporar la cultura de calidad en la gestión sanitaria, su acreditación viene a constituir un efecto concreto de años de trabajo en esa línea estratégica”.

El sistema de acreditación es un hito en la salud chilena, ya que por primera vez se evalúan los estándares de calidad de hospitales, clínicas, centros ambulatorios y de diagnóstico, públicos y privados, garantizando así la seguridad de la atención a los usuarios. Si bien el proceso de acreditación es voluntario, una vez que esté vigente la Garantía de Calidad será exigible para todos aquellos prestadores que opten por entregar atenciones ligadas al régimen GES.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja una respuesta