La culpa es de mi cuerpo


 Para muchas personas, los problemas de sus vidas se proyectan en sus cuerpos. «Si fuera más delgado o más musculoso, habría logrado practicar ese deporte, obtenido aquel trabajo, ser seleccionad@… Si  fuera más delgado o más musculoso, podría tener más amigos, encontrar amor, ser feliz…» , ¡la culpa es de mi cuerpo!. Además de lo contraproducente de pensar así, nos vamos reforzando inconscientemente a través de modelos que vemos en revistas, publicidad; así, nuestro cuerpo llega a ser un blanco fácil para la injusticia de todo lo que nos sucede en la vida.   Pero lo cierto es que solo teniendo una imagen personal positiva se puede aceptar y respetar el propio cuerpo;  es también más probable que con esta actitud, nos apetezca hacer más ejercicio, llevar una vida sana y mejorar nuestra imagen.  En definitiva, por más que la genética predetermine cuanta grasa se almacene o se pierda, el cuerpo siempre responderá positivamente si aprendemos a apreciarlo y lo tratamos bien.   Y… ¿cuál es el primer factor para poder tener una vida sana y mejorar mi cuerpo? Mi opinión es que concentrándote en una rutina de actividad física, dieta sana y equilibrio emocional, cualquier persona puede lograr sentirse bien, con cualquier tipo de cuerpo. Tener una imagen saludable y positiva de uno mismo, es el primer factor para poder llevar una vida sana, y lograr un mejor cuerpo dentro de nuestro tipo.     –  Piensa que deseas tener el mejor cuerpo posible para tí (y no el mejor cuerpo del mundo..), ello te llevará a tomar decisiones sobre tipo de ejercicio o dietas racionales que afiancen tu salud.       –   Organízate diseña tu estilo de vida saludable, fíjate metas realistas      –   Pide ayuda para acertar con la actividad que necesitas y crear persistencia hasta crear el hábito    –   Permanece positiv, busca la forma de aprender de los errores y mirar siempre para adelanteTu cuerpo está en «tu equipo» ¿como se te ocurre comenzar a ayudarle? ;)

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




Deja una respuesta