Lesionada por el canto de un gallo?


Los urbanitas que pasamos nuestras vacaciones en el campo tenemos a veces dificultades para adaptarnos a la vida rural. Una de mis vecinas, urbanita como yo, no pudo resistir la pasada madrugada los enérgicos cantos matinales de un gallo que vive en la granja contigua a su casa. Muy alterada por no poder conciliar el sueño se presentó al alba en casa del granjero con tan mala fortuna que cayó por las escaleras de la granja y se ha lesionado seriamente el tobillo.
En estos pequeños pueblos donde casi nunca pasa nada, esta lesión por canto de gallo ha sido la noticia de la jornada, y como en el futbol hay partidarios de ambos bandos.
La lesión de tobillo va a requerir semanas de recuperación, la discusión con el granjero puede durar mucho más.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




Deja un comentario