LITIASIS ÚRICA


El ácido úrico no disociado es poco soluble en orina, influyendo en gran medida el pH urinario en la formación de los cálculos.
El objetivo del tratamiento es reducir el ácido úrico excretado y aumentar el pH urinario ya que los cálculos más frecuentes en pacientes hiperuricémicos son los de ácido úrico. Pueden administrarse diversos álcalis; el citrato potásico impediría el teórico riesgo de formación de cálculos cálcicos por su efecto inhibidor, pero también pueden tratarse con bicarbonato o citrato sódicos. Una alternativa es la acetazolamida. Sólo cuando la uricemia es alta puede tratarse con alopurinol.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario