Mi bebé, como que no se conecta conmigo y no tiene ganas de comer


La respuesta es sí, pero a su modo, que es distinto al de un adulto, y que varía en función del momento del desarrollo en que se encuentre.

En el caso de bebés de 0 a 1 año, las manifestaciones son las siguientes:
• Tristeza
• Inhibición del medio ambiente
• Desinterés por establecer relaciones con extraños
• Tendencia a permanecer sentado o tendido y “apagado”
• Falta de expresividad ante estímulos como la sonrisa y las vocalizaciones
• Puede aparecer insomnio e inapetencia, pérdida de peso, propensión a contraer infecciones y retraso en el desarrollo

Las causas más frecuentes de depresión en bebés son las frustraciones precoces y graves en el medio familiar (como maltrato y abandono).

También, la presencia de alguna patología en los padres (por ejemplo, depresión materna), las separaciones prolongadas de los principales cuidadores y finalmente la enfermedad o el dolor físico intenso.
En cuanto al tratamiento, revertir la depresión en el bebé depende de la posibilidad de reparar las condiciones que le dieron origen.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




Deja un comentario