Necesito que mi hijo de diez meses tome mamadera para que yo pueda volver a trabajar, pero me da culpa, porque además el doctor dijo que estaba bajo su peso


Debes tener en cuenta que la separación que tu hijo está viviendo es doble: pues no sólo lo estás destetando, sino que además comenzarás a trabajar.
Es normal que las madres se sientan culpables por ello, pero lo has amamantado por un tiempo suficiente, por lo que es un buen momento para iniciar el destete y tienes todo el derecho a retomar tu vida laboral.

Además, seguramente quien queda a su cargo es alguien de tu confianza y quiere mucho a tu hijo.
Finalmente, ten presente que la comida debe ser un momento de encuentro y juego para el niño y quien lo alimenta. A los 10 meses los bebés son capaces de utilizar sus dedos índice y pulgar como pinzas.
Durante la alimentación, puedes pasarle alimentos blandos para que los manipule, se los lleve a la boca, los desmenuce, etc. Eso hace entretenidas sus comidas y le dará la sensación de que puede controlar su alimentación.
La dificultad para aumentar de peso genera mucha angustia en los padres, pero ten presente que obligar al niño a comer es la mejor manera de que rechace el alimento.
Debes procurar que exista un equilibrio entre dejarlo elegir y no autorizar que siempre rechace lo que se le ofrece. Es probable que al ir alternando entre la persona que lo cuidará, y tú como adultos que alimentan, tu hijo vaya acostumbrándose a esta nueva rutina.
Te aconsejo seguir las indicaciones del pediatra y consultarle ante cualquier duda.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja un comentario