¿Por qué me siento tan culpable de que mi parto fuera cesarea y no parto normal?


Es difícil contestar sin tener más antecedentes sobre el parto y la salud del bebé. De todos modos, durante el embarazo, todas las mujeres guardan una serie de expectativas en relación a cómo será el parto, el bebé, la maternidad, etc. Así como existen fantasías sobre el “bebé ideal” (saludable, bonito, simpático, etc.), también existen fantasías sobre el “parto ideal”: sin dolor, fácil, rápido, sin complicaciones, etc.
Cuando estas expectativas se frustran (por ejemplo, cuando el bebé tiene una enfermedad o como en este caso, cuando el parto es una cesárea en lugar de un parto vaginal), es inevitable que aparezca un sentimiento de desilusión, tristeza, culpa, rabia, etc. En muchos casos, la madre se siente responsable de que las cosas sucedieran de esa forma y no como ella esperaba. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el comportamiento de la madre no tiene nada que ver con el hecho de que el parto sea por cesárea.
Aconsejo hablar del tema con los profesionales que atendieron el parto y buscar apoyo entre quienes están cerca. Si el sentimiento de culpa persiste y va acompañado de desánimo, irritabilidad, falta de energía, labilidad emocional, etc., recomiendo buscar ayuda con un profesional de la salud mental ya que puede estar atravesando una depresión post parto.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario