RINITIS ALÉRGICA


DEFINICIÓN.
Es una enfermedad inflamatoria de la nariz caracterizada por estornudos, rinorrea y obstrucción de la vía aérea nasal; puede asociarse a picor conjuntival o faríngeo, lagrimeo y sinusitis.
La rinitis alérgica estacional tiene como causa frecuente la exposición a pólenes, especialmente de hierbas, árboles, malas hierbas y mohos.
La rinitis alérgica perenne se debe frecuentemente al contacto con el polvo doméstico (que contiene antígenos de ácaros del polvo) y caspa de animales.
FISIOPATOLOGÍA.
El acceso de pólenes y otros alergenos a la mucosa nasal del sujeto sensibilizado determina la activación de los mastocitos dependiente de IgE y la liberación de mediadores, que causan
• hiperemia de la mucosa
• tumefacción y
• trasudación de líquido.
La inflamación de la superficie de la mucosa nasal permite probablemente la penetración de los alergenos más profundamente en los tejidos, donde entran en contacto con los mastocitos perivenulares. La obstrucción de los ostia de los senos paranasales puede dar lugar al desarrollo de una sinusitis secundaria, con o sin infección bacteriana.
DIAGNÓSTICO
. Una adecuada anamnesis de los síntomas en relación con el momento de la polinización de las plantas en la zona. Especial a otros antígenos potencialmente sensibilizantes, como la caspa de los animales domésticos.
. Exploración física: la mucosa nasal puede estar tumefacta o eritematosa; puede haber pólipos nasales; los senos paranasales pueden mostrar una transiluminación disminuida; las conjuntivas pueden estar inflamadas o edematosas; cabe la posible asociación con otras entidades alérgicas (asma o eccema).
. Pruebas cutáneas a antígenos inhalados o alimentarios.
. El frotis de exudado nasal puede mostrar una gran cantidad de eosinófilos; la presencia de neutrófilos puede sugerir la existencia de infección.
. La IgE sérica total y específica pueden estar elevadas
DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL.
Rinitis vasomotora, infección de vías respiratorias superiores, exposición a irritantes, edema gestacional de la mucosa nasal, rinitis medicamentosa, rinitis no alérgica con eosinofilia.
PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO
. Identificación y evitación del o de los antígenos desencadenantes.
. Antihistamínicos; por ejemplo, clorfenhidramina de liberación retardada, 12 mg PO dos veces al día, o terfenadina, 60 mg PO dos veces al día, la utilidad de estos fármacos puede resultar limitada por sus efectos secundarios, fundamentalmente somnolencia.
. Los simpaticomiméticos orales, por ejemplo, pseudoefedrina, 30-60 mg PO cuatro veces al día, pueden agravar la hipertensión; la combinación de preparados antihistamínicos con descongestivos puede contrarrestar los efectos secundarios facilitar la comodidad del paciente.
. Los vasoconstrictores tópicos, que deben ser utilizados con parquedad por la congestión de rebote y la rinitis crónica asociadas a su utilización prolongada
. Los esteroides nasales tópicos, por ejemplo dos inhalaciones de beclometasona en cada fosa nasal de dos a tres veces al día.
. El cromolino sódico tópico nasal ( 1 ó 2 inhalaciones en cada fosa cuatro veces al día).
. El tratamiento de desensibilización si la terapia más conservadora no se ve coronada por el éxito.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja una respuesta