Semana de la lactancia materna: La lactancia materna previene enfermedades y muertes en los primeros 5 años de vida.


La Semana Mundial de la Lactancia Materna 2010 se ha marcado como uno de sus objetivos que los hospitales y establecimientos sanitarios de todo el continente americano para garantizar que todas las madres y lactantes a los que asisten gocen de los beneficios plenos del amamantamiento, para ello la Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomienda diez pasos que los establecimientos de salud pueden utilizar para generar un ambiente propicio para la lactancia.
 

Las horas y los días inmediatamente después del nacimiento son un período de alta vulnerabilidad para los recién nacidos. El inicio temprano de la lactancia materna durante la primera hora de vida y la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses pueden ayudar a prevenir enfermedades y muertes.
La OMS añade: “Pero se salvarían 1,5 millones de vidas adicionales de menores de cinco años si todos los bebés recibieran sólo leche materna en sus seis primeros meses tras el parto y, de forma intermitente, hasta que cumplieran dos años”,
De hecho, la lactancia materna es la práctica más eficaz para evitar muertes en menores de 5 años. Los estudios revelan que cerca de una quinta parte de las defunciones neonatales (menores de 1 mes) se podrían evitar si todos los recién nacidos fuesen amamantados durante la primera hora de vida. Además, los bebés que son amamantados durante siete a nueve meses tienen, en promedio, un coeficiente intelectual seis puntos más alto que aquellos que fueron amamantados durante menos de un mes. La lactancia materna también ayuda a las madres a perder peso y reduce los riesgos de cáncer de mama, cáncer ovárico y diabetes de tipo 2.
 
 
La OPS recomienda aplicar los “Diez pasos para una lactancia materna feliz”, elaborados por la Organización Mundial de la Salud y UNICEF, como parte de la iniciativa “Hospitales amigos del niño” puesta en marcha en el año 1990. Este año, la OPS/OMS está reimpulsando esta iniciativa para procurar que los bebés nazcan en ambientes que estimulen la lactancia materna.
 Los diez pasos recomendados para todos los establecimientos que proporcionan servicios de maternidad y atención para recién nacidos son: 

Tener una política por escrito sobre lactancia que pone en conocimiento del personal de la maternidad rutinariamente.
Capacitar al personal de salud en las habilidades necesarias para implementar esta política. 
Informar a todas las embarazadas acerca de los beneficios y el manejo de la lactancia. 
Ayudar a las madres a iniciar la lactancia durante la primera hora después del parto. 
Mostrar a las madres cómo amamantar, y cómo mantener la lactancia aún en caso de separación de sus bebés. 
No dar a los recién nacidos alimento o líquido que no sea leche materna a no ser que esté médicamente indicado. 
Practicar el alojamiento conjunto; permitir a las madres y sus recién nacidos permanecer juntos las 24 horas del día. 
Alentar la lactancia materna a demanda. 
No dar biberones, cupones ni chupones de distracción a los bebés que amamantan. 
Formar grupos de apoyo a la lactancia materna, referir a las madres a estos grupos en el momento del alta del hospital o clínica.

 
En la Región de las Américas, la proporción de recién nacidos que se alimenta con leche materna durante su primera hora de vida es menor al 50% en más de la mitad de los países que cuentan con datos fiables. La práctica de la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida también es baja; se aplica en aproximadamente 8 a 64% de los bebés.
Desde el año 1990, cientos de hospitales y establecimientos de salud en América Latina y el Caribe han recibido la certificación “amigos del niño” bajo la iniciativa conjunta de la OPS/OMS y UNICEF conocida como “Hospitales amigos del niño”. Sin embargo, debido a que la certificación no garantiza que las normas sigan aplicándose con el transcurso del tiempo, la OPS insta a todos los establecimientos a que pasen por un proceso de renovación de la certificación cada tres a cinco años.
Los establecimientos sanitarios interesados en recibir la certificación, o aquellos que ya han sido certificados, deben comunicarse con el Ministerio de Salud de su país para recibir la información correspondiente. Los resúmenes técnicos y los afiches de promoción de la iniciativa “Hospitales amigos del niño” se pueden encontrar en el sitio web de la OPS y están siendo distribuidos en América Latina y el Caribe.
 
Consuelo Ibáñez Martí
Médico salubrista

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




Deja un comentario