TÉCNICAS DE IMAGEN EN EL IAM


a) Pirofosfato con tecnecio-99. Aparecen “zonas calientes” que captan tecnecio en las zonas necrosadas, siendo esta captación positiva entre los días 2º y 5º de evolución. Esta prueba es menos sensible que la determinación enzimática (CPK y CPK-MB).
b) Gammagrafía con talio-201. Aparecen “zonas frías” que no captan el talio. Son defectos de perfusión irreversibles (en la isquemia inducida por el ejercicio o por el dipiridamol, aparecen defectos de perfusión, que son reversibles). Esta es una prueba que en el IAM es sensible, pero poco específica.
c) Ventriculografía isotópica. Se inyectan hematíes marcados con Tc-99m. En el IAM es poco específico para su diagnóstico, aunque se pueden apreciar defectos de la contractilidad y disminución de la fracción de eyección, que será más severa cuanto más extenso sea el IAM.
d) Ecocardiograma. Puede detectar alteraciones de la contractilidad en la zona del IAM, así como la presencia de algunas complicaciones del IAM, como aneurismas ventriculares, trombos intraventriculares, derrames pericárdicos que inducen la sospecha de rotura cardíaca, comunicaciones intraventriculares, insuficiencia mitral, etc.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja una respuesta