Tratamiento de la bulimia


En la bulimia se asocian episodios de ingestión de grandes cantidades de comida de una manera incontrolada, con una conciencia de que los hábitos alimentarios son anormales, un temor a no poder interrumpir la toma de alimento voluntariamente y sentimientos depresivos tras el acto. Los episodios bulímicos se siguen de vómitos, con o sin ingestión de laxantes. Es característico que guarden secreto acerca de la secuencia ingesta/vómito. La pérdida de peso no es tan intensa como en la anorexia; la mitad de las pacientes continúan menstruando. Pueden ocurrir hipopotasemia y alcalosis metabólica.

EVOLUCIÓN. El curso de la anorexia y de la bulimia es variable. La mortalidad es aproximadamente del S6 %, siendo las principales causas la desnutrición y el suicidio. Signos que empeoran el pronóstico son el comienzo después de los 20 años, la larga duración de la enfermedad, vómitos persistentes, pérdida extrema de peso y depresión significativa.

TRATAMIENTO. No existe un tratamiento específico. El tratamiento de sostén combina psicoterapia, orientación familiar y hospitalización para el aporte nutricional si existen una desnutrición grave o hipopotasemia, hipotensión o hiperazoemia prerrenal. Se pueden utilizar los antidepresivos con cierto éxito. El tratamiento se plantea a largo plazo, está salpicado de fracasos, y requiere perseverancia por parte del sujeto, la familia y el médico.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario