Tumores del tracto urinario superior


Entre el 2-5% de los tumores uroteliales se encuentran localizados entre los cálices y los orificios ureterales. En su etiología se encuentran implicados los mismos factores que para el carcinoma vesical, teniendo que añadir la nefropatía por abuso de analgésicos (fenacetinas) y la nefropatía de los Balcanes. En el 70-80% de los pacientes aparece hematuria macroscópica, siendo el dolor cólico por obstrucción ureteral el segundo síntoma de presentación más frecuente.
DIAGNÓSTICO.
La sistemática diagnóstica es básicamente la misma que para el tumor vesical. Es decir, ecografía (detectará hidronefrosis del lado del tumor), UIV (se verá un defecto de repleción no compatible con un cálculo, o una anulación funcional de ese sistema excretor), y TC para el estadiaje.
En estos tumores la citología urinaria aumenta su eficacia si se obtiene de forma selectiva, cateterizando el uréter del lado afectado. Otros elementos de diagnóstico son las biopsias por cepillado y la ureteropieloscopia, elemento que además de diagnóstico puede tener un fin terapéutico en tumores de pequeño tamaño y superficiales.
TRATAMIENTO.
El tratamiento estándar es la nefroureterectomía total con extirpación de un rodete perimeático vesical; tal extensión es necesaria por la tendencia a la recidiva de estos tumores. Es planteable, sin embargo, el empleo de tratamientos conservadores en caso de tumores papilares, no infiltrantes, únicos yde pequeño tamaño. Es necesario un seguimiento posterior de la vejiga y el riñón contralateral, ya que un 20-30% desarrollarán un tumor vesical metacrónico y un 2% en el sistema colector contralateral.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario