A todo pulmón


Fumar o no fumar, esa es la cuestión. Pero si ya se decidió a poner las cosas en una balanza, y se dio cuenta que la segunda alternativa es la que mejor vida le va a dar, Clínica Alemana tiene un plan que puede ayudarlo a dar ese paso fundamental: dejar de fumar. Esta decisión, parte de la voluntad personal, pero requiere además de un equipo de personas especializadas, y eso lo que se quiere entregar a través del Programa Integral de Tratamiento para el Tabaquismo.

Dejar el cigarrillo es renunciar a un placer y es difícil, pero significa sentir la libertad de disfrutar mejor la vida con satisfacciones mucho mayores, sin pagar más tarde, el costo personal y familiar que este vicio significa. Por eso, Clínica Alemana ha desarrollado el Primer Programa Integral de Tratamiento para el Tabaquismo, que le entrega el apoyo de un médico broncopulmonar, psicólogo y psiquiatra. Combinación que ha demostrado la mayor efectividad probada con hasta un 40% a los dos años de seguimiento.

Pero antes de conocer el plan para dejar de fumar, conozca algunas de las preguntas frecuentes, respondido por el Equipo de Enfermedades Respiratorias, que pueden orientarlo hacia una decisión por una vida más saludable:

¿Qué riesgo asumo por el hecho de fumar?
El fumador tiene un riesgo aumentado de adquirir múltiples y diversas enfermedades, tales como:

– Cánceres: de pulmón, laringe, lengua y vejiga, por nombrar algunos.
– Enfisema y bronquitis obstructiva crónica.
– Enfermedad coronaria.

En otro plano se puede afirmar que:

– Los fumadores sufren más infecciones respiratorias comunes.
– Los hijos menores de fumadores se enferman más de la vía aérea que los hijos de no fumadores.
– Las embarazadas que fuman tienen hijos de menor peso al nacer.
– Las mujeres fumadoras tienen mayor riesgo de sufrir de tromboflebitis y embolia pulmonar.
¿Puede ser dañino dejar de fumar?
No, y está demostrado la disminución de la curva de deterioro de la función pulmonar en pacientes con enfermedad bronquial obstructiva crónica, cuando cesan de fumar. En cuanto al riesgo de cáncer derivado del tabaco, está bien documentado el beneficio al suspender el tabaquismo, el que se expresa progresivamente a lo largo de los diez años siguientes al cambio de hábito. Los pacientes coronarios tienen indicación imperiosa de no fumar, con logros inmediatos.

¿Cómo es posible que un conocido mío tuvo cáncer pulmonar si nunca fumó?
Desafortunadamente existen cánceres de pulmón, principalmente del tipo Adenocarcinoma, que no se relacionan estrictamente con el tabaquismo. También existen enfermos en quienes el tumor pulmonar es un implante secundario de un tumor de otro origen; en estos tampoco el tabaco puede ser considerado el responsable.

¿Cómo sé si el cigarrillo me ha hecho daño?
De partida la respuesta es que sí. Sí le ha hecho daño, pues tiene más episodios de bronquitis que lo normal, o ha acelerado el proceso de acumulación de ateromas en las arterias coronarias, o tiene la posibilidad de desarrollar un tumor, de modo que es conveniente desde todo punto de vista que deje de fumar.
En términos concretos y dependiendo de su edad, de la intensidad de su tabaquismo y de la existencia de factores de riesgo asociados, usted debe someterse a una evaluación de función e imágenes pulmonares, y a una evaluación cardiaca.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




Deja una respuesta