Algunos tratamientos para caries


Lo más importante en todos los tipos de caries es no dejar pasar el tiempo y asistir al consultorio odontológico. De manera que el tratamiento comience de inmediato, el dolor no continúe y tampoco el desarrollo de la caries.

En principio, para aplacar el dolor los odontólogos pueden recomendar la ingesta de analgésicos como acetaminofén; aspirina o ibuprofeno.

En el tratamiento en sí, el profesional deberá sacar la parte del diente que esté afectada con un aparato especial. En su lugar, colocará una sustancia que funciona como base para rellenar el orificio. Una vez que termina este proceso el dolor desaparece, dado que la función que cumple la pasta que se coloca es la de proteger al nervio.

Las caries pueden agravarse si no se las trata a tiempo y no sanan solas. Tras el tratamiento, no suelen generar más problemas con la excepción de un desprendimiento de la amalgama.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Odontología.




Deja una respuesta